Miércoles, 19 Marzo 2008

JELLY BELLY, las judías de caramelo

por Marta Reig
Judías de colores, caramelos barrigudos, frijolitos de goma... Existen muchos nombres para referirse a estos caramelos en forma de judía, sin embargo su nombre original es Jelly Belly, algo así como "pancita de gelatina". Son redondeados, de colores y están recubiertos de una capa dura que al romperse se mezcla con la gelatina blandita que hay en su interior.  Sus sabores son de lo más sugerentes: chicle, melón, piña colada, algodón de azucar, cereza roja, daiquiri de fresa...

Estos caramelos que parecen tan modernos tienen más años que yo. Empezaron a venderse en confiterías americanas en 1976 y hoy en día son un dulce típico entre los estadounidenses. Allí fui donde yo los probé por primera vez, como las palomitas de microondas y la mantequilla de cacahuete.
 

Un amigo americano compró una bolsa llena de judías de colores y me ofreció. Le pregunté cual estaba más buena y me contestó que dependía con qué la mezclara... yo no entendí muy bien su comentario, hasta que giró la bolsita y allí estaban: las recetas Jelly Belly, un nuevo y maravilloso mundo de sabores.
 
Las recetas son el punto fuerte de las Jelly Belly, es lo que las hace diferentes del resto de chucherías. Mezclando varias de distintos sabores en tu boca se crea un plato conocido. Así, una judía de nata y dos de daiquiri de fresa crean el sabor de un batido de fresa, y una de palomita de mantequilla y dos de arándanos, una auténtica muffin de arándanos.


Quedé fascinada con las Jelly Belly, y desde entonces, cada vez que un amigo o familiar viaja a EEUU le encargo una cajita. Hace poco descubrí que vendían Jelly Belly en Caramelízate, mi tienda favorita de chucherías. Aparte bolsitas preparadas con sus correspondientes recetas también las venden al peso, lo que significa que puedes elegir los sabores que más te gustan y desechar los que no soportas. También tienen unas bolsas especiales para llevártelas a casa, y unos cartones con recetas.

¿Qué más le puedo pedir a la vida después de este descubrimiento?

A la venta en Caramelízate

Caramelízate ( ver plano )

Calle de Hortaleza 94
Tel: 917026100
Web:

Las “chuches” están meticulosamente ordenadas por colores en cajas transparentes. Da casi pena tocarlas. Es como un museo de caramelos. Me puse a curiosear lo que vendían y vi que tenían las chucherías de toda la vida; plátanos, fresas, botellitas..