Domingo, 16 Marzo 2008

IKEA, decálogo de supervivencia...

por Sandra Gallastegui
Si Homero hubiera vivido hoy en día, en vez de la Odisea, hubiera escrito la Odikea, dada la cantidad de calamidades y sufrimientos que los dioses mandan al incauto comprador cada vez que va a este establecimiento. Pero al igual que Odiseo, nuestra mayor arma es la astucia. Toma nota de este decálogo de supervivencia, y volverás san@ y salv@  a casa, tras esta homérica aventura.

1-Ponte enfermo. Bajo ningún concepto vayas a Ikea durante el fin de semana. Bueno, si quieres morir aplastado por hordas de enemigos allá tú. Pero es mejor poner una excusa al jefe (jefes del mundo, a la larga me lo agradeceréis) y hacer el viajecito de turno el martes o miércoles, que además son días con ofertas especiales. No utilices la gripe o el manido catarro. Lo que se lleva ahora son las enfermedades tropicales raras tipo “House”. Una ikeitis carterifloja servirá.

2- Ponte cómod@. Es sabido que el tacón da un toque inigualable a la pierna, y el zapato italiano de tafilete dota de elegancia a quien lo porta. Pero después de 2 horas trotando por esa especie de circuito laberíntico del cual, al igual que en las películas de terror, no se puede salir sin pasar por grandes calamidades, agradecerás el vaquero y las converse. No te digo que vayas en chándal, no hay que pasarse, pero deja el pantalón de cuero “sirespirorevienta” para otra ocasión en la que no tengas que bajar de una estantería una enorme mecedora de mimbre HEJKA, por ejemplo.

3-Jamás vayas con niños. Si lo sé, lo sé, tienen guardería. Pero la guardería dura una hora. Y en el momento álgido de tus compras, cuando estés dudando entre llevarte 200 ó 300 regaderas VAREN (total, por 2,99 euros...) te darás cuenta de que tienes que recuperar tus pequeños vástagos, y ponte a buscar el sitio de las pelotas (esto no es una ordinariez, es que literalmente la guardería está llena de pelotitas) tirando de un carro lleno hasta los topes y de una pareja a punto de explotar.


4- Jamás vayas con tu pareja. Es de conocimiento general el aumento de divorcios causados por excursiones varias y reiteradas a este lugar. Y es que en casa, catálogo en mano, todo son buenas intenciones y resulta fácil decidir que la olla más bonita es MEDALJ. Pero una vez en IKEA, y delante de su deslumbrante oferta uno puede llegar al asesinato. Los padres, dan mejor resultado. Casi no molestan y te pueden salvar de más de un apuro con la tarjeta.


5- Haz una lista cerrada con llave y candado. Que vas a picar, vas a picar. La oferta es demasiado extensa y los precios demasiado buenos, pero procura minimizar los daños colaterales. Si compras algo a lo bestia,en plan descontrolado, fuera de tu lista, que sea regalable. ¿40 escobillas de baño BAREN a 5,99?NO! Por mucho diseño que tengan. ¿40 jirafas musicales BARNSLIG a 5,99? Vale. Aunque el nombre sea impronunciable hará las delicias de vecinitos, sobrinos y otros niños adyacentes.

Leer la segunda parte...

En DolceCity Madrid: IKEA

IKEA ( ver plano )

Plaza del Comercio, 1. Megapark
Tel: 902400922
Web: www.ikea.es

Es capaz de ofrecer una amplísima gama de productos a precios muy asequibles y con unos diseños creativos, de gran diseño y funcionalidad para todos los gustos y para todos los rincones del hogar.