Lunes, 21 Enero 2008

El MONASTERIO de las DESCALZAS REALES en Madrid

por Esther Polo
Desde que leí el Libro En nombre de la Rosa los monasterios ya no son lo mismo para mí. Ahora les veo ese puntito oscuro y enigmático que antes no tenían. Así que el otro día me decidí a visitar el Monasterio de las Descalzas Reales que se encuentra en pleno centro de Madrid a pocos metros de la puerta del Sol y de las grandes cadenas del Corte Inglés y Fnac de la plaza Callao. ¿Sabéis? El monasterio ocupa el antiguo palacio donde residieron Carlos I e Isabel de Portugal y donde nació en 1535 –ya tiene años- su hija doña Juana. Quién sería precisamente, cuando ya viuda fundara en 1557 este convento de monjas franciscanas descalzas. En la actualidad, doña Juana se encuentra sepultada en una capilla con escultura funenaria orante.

Además de por su cómoda ubicación para los curiosos como yo, de este monasterio también sorprenden los increíbles secretos que guarda en su interior. Eso sí, ármate de paciencia y ve con tiempo porque el horario es muy limitado y los grupos también. El tema está que todavía viven monjas allí, así que solo es posible visitarlo cuando estas están en misa. Ve concienciado para hacer cola. Aunque como dice Marc Anthony, “valió la pena”. Es increíble su escalinata y las hermosas pinturas que adornan el interior del edificio. En particular, a modo de balcón, en la parte superior, la que representa a la familia real de Felipe IV, con su mujer e hijas.

También son increíbles los tapices tejidos en Bruselas, sobre cartones de Rubens, representando la Apoteosis de la Eucaristía, encargados para este Monasterio por la hija de Felipe II, la Infanta Isabel Clara Eugenia, Gobernadora de los Países Bajos.Pero por encima del claustro, y de la estancias del convento y los tapices, si hay algo que me llamó especialmente la atención fue la increíble colección de retratos de personajes de la familia real de los Austrias que hay en su interior. Sin duda no hay otro lugar en España que tenga semejante densidad de retratos reales. Es super curioso poder ver a reyes, infantes y príncipes de diferentes edades, retratados en diferentes salas. Lo único malo es que me pasé toda la visita aguantando la risa, cualquiera de la juega. ;)

Monasterio de las Descalzas Reales
Plaza Descalzas 1
915 420 059