Jueves, 28 Junio 2007

ALTAI, cashmere y seda de la mejor calidad

por Raquel Lozano
El cashmere, resultado del hilado de una pelusa extrafina, se ha convertido en un material muy valorado entre los diseñadores de ropa. De elevado precio, no son muchos los que saben trabajar este tejido, por lo que no siempre es fácil encontrar prendas de cashmere o, más bien, de buen cashmere.

Cuando nació Altai, en 2001, se propuso el difícil reto de conseguir gracias al cashmere, colecciones de alta calidad, de estilos y colores diferentes y atractivos, siempre manteniendo unos precios adecuados al mercado.

Esta fibra natural, la más fina que existe, se ha convertido en un mercado en constante crecimiento que Altai ha sabido aprovechar. Con el paso de los años sus colecciones se han compuesto de una gran diversidad de prendas para señora y caballero. Tanto es el empeño puesto en cada colección, que la moda joven también ha encontrado su hueco en esta tienda.

Desde el año 2006 la oferta se amplió, incluyendo entre sus propuestas la moda infantil y complementos de gran variedad y originalidad. Lo más socorrido, las pashminas, pero recientemente se han aventurado también en el mundo de la joyería de piedras semipreciosas. Estas piedras sobre gargantillas de seda han sido creadas con un gusto exquisito, al igual que el calzado de seda bordada junto a estolas guateadas reversibles en cashmere y seda, con y sin mangas. Asimismo, las corbatas son confeccionadas con idénticos materiales.

Este tejido siempre se ha identificado con el invierno ya que el cashmere protege la piel de la Capra Hircus (en Mongolia) de las altas temperaturas, pero Altai se ha propuesto romper estereotipos. Combinar, como en los complementos, el cashmere con seda, variantes de algodón, lino o bambú, amplían la oferta de ropa de calidad, buen trabajo y diseño exquisito.

Porque en verano también se puede vestir cien por cien cashmere.

En DolceCity Madrid: Altai

Altai ( Ver plano )

Núñez de Balboa, 39
Tel: 915755555
Web: www.altai-cashmere.com

Cuando nació Altai, en 2001, se propuso el difícil reto de conseguir gracias al cashmere, colecciones de alta calidad, de estilos y colores diferentes y atractivos, siempre manteniendo unos precios adecuados al mercado.