Lunes, 2 Enero 2006

Sisley: moda para no desentonar

por Graciela Marquez
La madrileña calle Fuencarral, meca de lo ‘cool’, cuenta con un nuevo establecimiento de moda, y eso que la disponibilidad de locales disponibles en esta ‘milla de oro’ de la modernidad debe estar de lo más reñido. El recién llegado es nada menos que Sisley, una conocida firma de moda joven italiana.

Aunque su publicidad vende una imagen de juventud y sensualidad de tintes mediterráneos, con modelos de ambos sexos de desafiante belleza posadolescente, lo que encontramos en los estantes de este local de decoración ligeramente barroca, con paredes tapizadas en negro y lámparas de araña, es moda elegante que apenas roza lo sugerente. Moda para ella y para él en la que se han cuidado los detalles y seleccionado con cierto mimo tejidos y patrones que lo mismo sirve para acudir a la discoteca del momento como para cenar con los padres de la pareja. Eso sí, se puede salir ataviado casi de pies a cabeza: faldas, pantalones, vestidos, jerséis, bolsos, bisutería…

La planta superior del local está dedicada a la línea ‘Sisley Home’. Al igual que otras cadenas de moda, la firma ha aplicado sus conceptos estéticos a la decoración del hogar, de modo que podamos ir conjuntados con nuestra propia casa. Colores intensos (negro, azul marino, burdeos, fucsia, naranja) y elegantes tejidos como satén, terciopelo y lana para ropa de cama y baño.