Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Puedes obtener información más detallada al respecto aquí


  

lunes, 11 diciembre 2017

Moverse por Madrid de forma rápida, ecológica y barata con BiciMad

por Jano Remesal

Lo de ir en bici a todas partes es posible no sólo en países nórdicos o en pueblecitos de playa. Madrid ya tiene un sistema muy avanzado, y funciona bien.

Siempre hemos sentido algo de envidia de ciudades como Copenhague, Amsterdam o Estocolmo, con todas esas bicis llevando y trayendo gente a todos lados. Pues bien, BiciMAD es el ya no tan nuevo medio de transporte público de la capital, un servicio prestado con bicicletas eléctricas, práctico, sencillo y ecológico.

El objetivo de BiciMAD es proporcionar un elemento alternativo de transporte limpio y saludable al ciudadano y fomentar el uso de la bicicleta en la ciudad. El sistema lo componen más de 2.000 bicicletas, más de 4.000 anclajes y un total de 165 estaciones. Es decir, hay para todos y en todas partes.

Pero no es un serivico de alquiler de bicis cualquiera, sino que destaca por el empleo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación para mejorar la experiencia del usuario. Todo se hace de forma telemática y automatizada, con una gran interactividad multiplataforma y acceso a la información mediante la propia base donde cogemos y dejamos las bicicletas, la web de BiciMad y lo que es más importante, todos los dispositivos móviles.

Es cómodo porque disponemos de información en tiempo real de bicicletas y estaciones disponibles. Es rápido porque podemos realizar el alta instantánea mediante tarjeta de crédito o débito. Y es verde porque impide que vayamos a trabajar en coche. Ya solo falta que todo el mundo se conciencie de que en la carretera también hay espacio para las bicis.

En DolceCity Madrid: BiciMad 


lunes, 4 diciembre 2017

Un trocito de Andalucía en Madrid con taberna La alpujarra

por Jano Remesal

Desde pescaito frito hasta gazpacho como aperitivo con la cerveza. El sur del sur se queda en el centro de Madrid con una taberna de las de toda la vida.

Si hay algún lugar donde quede claro eso de que comer es un placer, es Andalucía. No se lleva la fama que sí se llevan otras gastronomías patrias, pero su variedad y sabores lo merecen. Y para poder disfrutar de Andalucía es necesario hacerlo con las mejores materias primas. Sin descuidar nunca un ambiente que recuerde que estamos en el sur.

Apuestan por una carta donde encontrar referencias clásicas de la cocina andaluza, que se entremezclan con platos más de cualquier sitio, universales. Sin olvidar nunca referencias de la rica oferta gastronómica de la capital. En definitiva un poco de todo: guisos, arroces, pescados frescos, etc.

Y ojo con los caldos de su bodega, porque como dijo aquel la comida es la parte material de la alimentación, pero el vino es la parte espiritual de nuestro alimento. Y para que cada uno de nosotros cuide esa parte espiritual de la comida, a disposición del comensal aparece una muy cuidada carta de vinos. Se puede recorrer enológicamente una gran parte de España y algunas partes muy destacadas del extranjero en sus hojas.

Y además de la terraza, enorme y cubierta, y del comedor, grande pero no atiborrado, tienen un lugar más bullicioso e informal donde poder disfrutar del cañeo más clásico de Madrid, su barra, también ambientada como de si de un entorno andaluz se tratara. Un lugar donde poder disfrutar de vinos por copas, cerveza andaluza (cómo no) y ricas tapas y raciones made in Andalucía.

En DolceCity Madrid: La alpujarra

viernes, 1 diciembre 2017

Un mundo en miniatura en Alcampo de Pío XII en Madrid

por Jano Remesal

Uno de los centros comerciales más importantes de la zona norte de la capital se lava la cara poco a poco, para pasar a ser una referencia en casi todo.

Por circunstancias que no vienen al caso últimamente el Alcampo de Pío XII se está convirtiendo en un lugar habitual en mi vida. Y lo que en principio pensé que sería una mala noticia, por la fama de sitios feos, fríos, oscuros, que tienen los hipermercados de este tipo, se está convirtiendo en una grata noticia para mi día a día.

Y eso básicamente porque está bien situado, tiene de todo y todo a buen precio.

Empezando por la situación, se entra cómodamente desde una de las arterias principales de Madrid, y se aparca gratis durante una hora y durante una segunda hora gratis también si gastas al menos 20 euros en el Alcampo.

Que tiene de todo está claro porque su centro es un inmenso hipermercado como Alcampo donde comprar literalmente lo que se te ocurra, y de todo con mucha variedad, nada de solo marcas blancas y las top ignoradas. Y por si fuera poco, en los alrededores, dentro del mismo recinto, hay una veintena de negocios de todo tipo que nos permiten hacer casi todo lo que necesitamos en nuestro día a día en una sola ronda de recados.

Y por último el precio, mucho más barato  que cualquier otro supermercado o hipermercado que yo conozca, eso seguro. La variedad es tan grande y la media de precios tan baja que es imposible no volver una y otra vez. Recomendable.

En DolceCity Madrid: Alcampo de Pío XII

miércoles, 29 noviembre 2017

La Fragua es quizá el restaurante asturiano más contundente de Madrid

por Jano Remesal

Cachopo, fabes, picadillo, fabada, sidra bien escanciada... todo lo que huele a asturiano, huele a buena cocina. Pero hay tantos que mejor asegurarse antes de elegir.

La cocina tradicional es siempre una buena idea a la hora de mover el bigote. Lo malo es que no todo lo que nos pasan por tradicional, es tradicional.

En este caso entramos en una cervecería, más que un restaurante, lo que quiere decir que  mejor no poner las expectativas en cuanto a decoración y otras menudencias muy alto. Aquí se viene a comer mucho y bien, y se come mucho y bien. El local es normalito, de decoración austera y trato directo, sin más.

Lo mejor son los platos asturianos de toda la vida: hay cachopo XXL, por supuesto, y también fabada, fabes con almejas o sidra bien rica. Eso por descontado, y además otros productos menos conocidos de la cocina asturiana que  merece la pena descubrir.

Lo mejor es reservar porque las mesas no son muy grandes y si somos un grupo numeroso seguramente tendrán que reorganizar el salón para nosotros. Una vez sentados, contundencia en la carta y además a precios más que razonables. Por 20 euros se sale comido y bebido para un par de días como mínimo, cosa que no muchos restaurantes de cierta calidad pueden decir.

Otra opción es sentarse en su barra e ir pidiendo raciones o tapas para probar más cosas y que el servicio sea más rápido. Cualquier opción es buena si el producto es bueno, y en este caso no hay duda de que se cuida la despensa.

En DolceCity Madrid: La fragua

lunes, 27 noviembre 2017

(Casi) todos los cereales del mundo están en Cereal Hunters en Madrid

por Jano Remesal

Cereales, esa comida siempre sabrosa y nutritiva que suele ser protagonista de los desayunos de grandes y pequeños. Y también hay toda una cultura detrás.

Lo bueno de vivir en una ciudad grande y cosmopolita como Madrid es que tienes la posibilidad de comprar todo tipo de cosas en todo tipo de establecimientos. Por ejemplo cereales en una tienda de cereales, ¿por qué no?

Lo bueno es que esta tienda nos descubre que los cereales con leche típicos de desayuno se pueden comer a cualquier otra hora del día, no solo a la hora del desayuno. Brinear (es decir, como brunch pero a media tarde, ya casi para la hora de la cena), merendar, almorzar... lo que te dé la gana, siempre a punto tu bol de cereales.

Además tienen la opción de llevártelo a casa, no sólo comer in situ en su restaurante, con lo que puedes probar diferentes tipos de cereales a diferentes horas y en diferentes días con sólo una visita al paraíso de los cereales.

Aunque pueda parecer una americana, y en parte lo sea, este alimento es consumido en todo el mundo y por ello tiene variedades propias de muchos lugares del globo, incluidos claro los más consumidos aquí en España.

El local es trendy, muy del estilo de la gente joven, habrá quien diga incluso que es un sitio hipster y nadie podrá llevarle la contraria. En todo caso un local desenfadado, alegre y diferente donde comer cereales. Así de simple.

En DolceCity Madrid: Cereal Hunters

siguiente página »