Viernes, 11 Marzo 2011

Barclays Cycle Hire, las bicis de alquiler en Londres

por Rosa Gutiérrez
Las bicicletas de alquiler patrocinadas por Barclays, disponibles en estaciones por todo el centro de Londres para los londinenses y desde hace poco también para turistas.
No os voy a engañar. Londres no es en absoluto famosa por la gente que va de un sitio a otro en bicicleta. Las enormes distancias, el tráfico caótico en el que abundan enormes autobuses de dos plantas y la escasez de carriles bicis hacen bastante complicado el desplazarse sobre dos ruedas.

Sin embargo, en los últimos dos años el ayuntamiento de Londres y el Mayor of London han iniciado una serie de campañas destinadas a potenciar el uso de la bicicleta lo máximo posible, dentro de las limitaciones de una ciudad tan grande como ésta. Las dos principales iniciativas, patrocinadas por Barclays han sido las Barclays Cycle Superhighways, unos carriles bici que conectan el centro de Londres con los barrios de alrededor, y las bicicletas de alquiler Barclays Cycle Hire. Todo el mundo en Londres se refiere a estas bicis como las Boris' Bikes o bicis de Boris, en alusión al alcalde de Londres, Boris Johnson.

Estas bicicletas de alquiler llevan aproximadamente un año en funcionamiento pero hasta principios de esta semana su uso estaba limitado a residentes en Londres, mediante un abono diario, semanal o anual. Ahora por fin cualquiera puede usar su tarjeta de crédito/débito para alquilar una de estas bicis en cualquiera de las estaciones, lo que para los turistas las convierte en una forma estupenda de explorar los parques y las calles más tranquilas del centro de Londres.

El uso es bastante sencillo. La primera vez hay que pagar por el tipo de abono que queremos adquirir, semanal por £5 o de 24 horas por £1. El pago puede realizarse con la tarjeta directamente en cualquier terminal u online. Esta cuota nos permite acceder a las bicis durante el tiempo que dure nuestro abono. A continuación, para sacar una bici basta insertar la tarjeta con la que hemos realizado el pago en el terminal, que nos imprimirá un código. Este código se introduce en la borneta de la bicicleta elegida para liberarla. Podemos devolverla en cualquier otra estación de Londres y los primeros 30 minutos de uso son gratuitos. Si nos pasamos de 30 minutos se nos cargará en la tarjeta de crédito la cuota de uso correspondiente según el tiempo que tengamos la bici.

Tanto con estas bicis como con otra cualquiera, es fundamental mantener los ojos bien abiertos y ser muy precavido. El tráfico en Londres es bastante peligroso y denso en el centro. Yo la verdad es que no aconsejaría a ciclistas poco experimentados salir de los parques y zonas habilitadas para bicicletas y aventurarse a la calzada con todos los taxis y los gigantescos autobuses. Por si fuera poco, no hay que olvidar que en UK se circula por la izquierda, lo que obliga a extremar aún más la precaución.


Si vives en Londres y tienes pensado usar estas bicis regularmente lo mejor es darse de alta como miembro y obtener un abono anual. Dándote de alta como miembro recibes una especie de llave de plástico en tu domicilio por £3 que te permite coger una bici directamente desde la borneta, sin tener que hacer nada en el terminal. El abono anual cuesta £45, aunque si se desea se puede pagar por un abono semanal o de 24 horas, por £5 y £1 respectivamente, al igual que los usuarios ocasionales.

Aunque las condiciones para pedalear por Londres no sean ni mucho menos óptimas, por tan sólo £1 merece la pena dejar el metro de lado por un rato y dar una oportunidad a las dos ruedas con una de las Boris' Bikes.

En DolceCity Londres: Barclays Cycle Hire