Miércoles, 6 Octubre 2010

Holland Park, todo un hallazgo al oeste de Londres

por Rosa Gutiérrez
Tan hermoso como desconocido, este parque es un gran descubrimiento en el estiloso distrito de Kensington y Chelsea. Está considerado uno de los más románticos y tranquilos de Londres.
Cuando uno piensa en los parques de Londres le vienen a la cabeza Hyde Park, los Kensington Gardens, el Regent's Park... todos son ejemplos de Parques Reales de Londres, propiedad de la Corona Británica. Poca gente conoce el Holland Park, un parque público situado en el elegante distrito de Kensington y Chelsea, rodeado por distinguidas casas victorianas y muy cercano a las estilosas boutiques y restaurantes de High Street Kensington y Westbourne Grove.


El Holland Park es uno de los parques más románticos y tranquilos de Londres, y en mi opinión, el más hermoso. Formaba parte de los jardines del Castillo de Cope, una mansión jacobina construida por Sir Walter Cope. El castillo, que pasó a llamarse Holland House cuando la mujer del conde de Holland la heredó, fue destruido por una bomba durante la II Guerra Mundial y actualmente sólo se conservan algunos restos. Un ala forma parte de un albergue juvenil y otra aloja a la Ópera Holland Park, una compañía que ofrece conciertos y óperas durante el verano en un teatro al aire libre situado en el mismo parque.


Al contrario que los Parques Reales que cuentan con enormes extensiones abiertas y llanas de césped y árboles, Holland Park está plagado de escondrijos, puentes, escaleras y de sorprendentes cambios de paisaje y contrastes. No es raro ir caminando al lado de una fuente con una estatua de Lord Holland, girar y encontrar un área redonda de césped en la que hacer picnics o subir una escalinata y de repente encontrarse en una especie de claro de un bosque en el que los árboles no dejan pasar los rayos del sol.


Cuenta con una bonita zona de juegos para niños, un invernadero, instalaciones deportivas y una preciosa orangerie alrededor de la cual no es extraño ver pasear pavos reales, pero mi parte favorita de lejos es el jardín japonés Kyoto Garden, donado por la cámara de comercio de Kyoto en 1991. Como es habitual en este tipo de jardines, hay un estanque con peces naranjas y una pequeña cascada y las rocas y plantas están cuidadosamente colocadas para incitar a la tranquilidad y la contemplación.


Todo un hallazgo en mitad de la ciudad.

En DolceCity Londres: Holland Park