Miércoles, 2 Junio 2010

ROTHAR: Adopta una bici usada en Dublín

por Juan Rodríguez
Rothar es una de las tiendas más honestas que he tenido el placer de descubrir en Dublín. Recogen bicis abandonadas en las calles, las curan, las ponen guapas y las recuperan para la circulación.
Rothar tiene una idea tan sencilla como el funcionamiento de un triciclo: arreglar bicis desastrosas para que vuelvan a recorrer las calles. Con gente encima, claro. Si fueran solas, nos hallaríamos ante “La bici fantástica”, un plagio descarado de aquella serie del coche que hablaba. Pero no, amigos, lo que hacen es Rothar no es magia… aunque lo parece. Su lema es “Bikes for the community” y a ello se dedican, a reparar bicicletas abandonadas para que puedan ser usadas por un nuevo dueño. Todo el dinero que ganan lo reinvierten en materiales, herramientas y horitas de trabajo.


El espacio que tienen en Phibsborough Road, cerca de Blessington Street Basin, es un taller de los de toda la vida. Con manillares colgando de las paredes, ruedas y tornillos por los suelos, la grasilla que sueltan las cadenas… y un pedal en la puerta que simula ser el pomo. Nice. Aquí no vienen a la pose y al “somos cool porque reparamos bicis”, no, aquí vienen a arremangarse, a desgastar la llave inglesa y a reciclar uno de los medios de transporte más ecológicos, baratos y sanos que existen. Vienes a la tienda, eliges la bici que más gracia te haga, y en cosa de una semana te la tienen lista. Pregunté por la más barata y me salía por unos 100 euros (y con garantía de un mes).


La empresa fue creada en mayo de 2008 y la idea de “adopta una bici” le vino a Anne, la fundadora, cuando vio que el número de bicis abandonadas y estropeadas en las calles de Dublín crecía cada día. Anne (que estaba con la rodilla dolorida cuando la visité por un partido de fútbol de la noche anterior) quiere combatir con Rothar esa cultura imperante en nuestros días de tirar cualquier cosa vieja a la primera oportunidad.


Además de reparar bicis viejas, venden piezas de segunda mano, dan clases de cómo llevar la bici por la ciudad, tiene un grupo de 15 voluntarios, recogen cualquier bici vieja que les ofrezcas, te dejan su local durante una hora y a cambio de 5 euros para que repares tu bici con sus herramientas y sus consejos; y hasta tienen cursillos de mantenimiento (pinchazos, frenos, consejos de seguridad, etc.) cada segunda semana de mes. 30 euros por 4 horas. Abre de lunes a sábado de 10 a 6 de la tarde (hasta las 8 el jueves). Cosa fina, amigos.

En DolceCity Dublin: Rothar

Blessington Street Basin ( ver plano )

Blessington St
Tel: +353016612369
Web: blessingtonstreetbasin.com

Un oasis rectangular lleno de agua, palomas y exóticas plantas. Está en el centro de la ciudad, pero hay que buscarlo con ahínco para encontrarlo. Es por ello que es uno de los secretos de la ciudad.

Rothar ( ver plano )

Phibsborough Rd 171
Tel: +353018602615
Web: www.rothar.ie

Rothar es una de las tiendas más honestas que he tenido el placer de descubrir en Dublín. Recogen bicis abandonadas en las calles, las curan, las ponen guapas y las recuperan para la circulación.