Viernes, 24 Febrero 2012

Panko: el paraíso del pan en Bilbao

por Itziar Moreno
Pan de yogur, de maíz, rústico... El gusto por el buen pan es la esencia de este agradable local de la calle Marqués del Puerto. ¿Todavía no lo conoces?.
Además del café, el mar o la hierba recién cortada, el pan recién hecho está en el top ten de los olores más agradables del mundo. Sobre todo el pan artesano y elaborado de manera tradicional. Como fan del pan que soy, hace tiempo me compré un libro con recetas de pan de todo tipo (tradicionales, dulces, con frutos secos, turco, irlandés, con especias, de maíz...) y aprendí a apreciar este gran desconocido de la cocina.

Si como yo, apreciáis el buen pan, no podéis dejar de pasaros por Panko en Bilbao. Panko no es una panadería. Es una especie de boutique de pan con una enorme variedad de panes, y también es un local donde podéis tomar un desayuno a la hora que sea, el clásico “hamaiketako” o cenar un buen plato de cocina tradicional, ya que además cuenta con una carta muy cuidada y una amplia variedad de vinos.

El nombre le viene de un conocido pan rallado japonés que está muy de moda últimamente. Con una decoración moderna, acogedora y bien iluminado, este local es un lugar muy agradable para pasar el rato con amigos, y donde siempre huele a pan recién hecho. Además de tomar algo, podéis llevaros a vuestra casa un pan rústico, de yogur, de maíz... ¿No os entra hambre sólo de pensarlo?.

Los mejores ingredientes y el saber hacer tradicional se dan cita en este local de la calle Marqués del Puerto que seguro que no os defrauda.
Si queréis conocerlo,
no tenéis más que hacerles una visita la próxima vez que paséis por la zona. ¡Repetiréis seguro!.

En DolceCity Bilbao:
Panko

Panko ( Ver plano )

Marqués del Puerto, 4
Tel: 944242393
Web: www.panko.es

Pan de yogur, de maíz, rústico...En esta boutique de pan podéis haceros con una amplia variedad de buen pan elaborado de manera tradicional y artesana, además de disfrutar de buenos desayunos, comidas, y cenas, en un ambiente inmejorable. ¡Imprescindible!