Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Puedes obtener información más detallada al respecto aquí


  

viernes, 15 diciembre 2017

SENSI Mezzanine: Tapas de siempre con un toque original en el Barrio Gótico de Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Con la apuesta de ofrecer tapas clásicas reinterpretadas, Sensi Mezzanine es uno de los cuatro restaurantes de este grupo gastronómico que triunfa en el Barrio Gótico de Barcelona. No falla.

Hace unos meses os hablé de Sensi, un restaurante que dispone de varias sucursales en el Barrio Gótico de Barcelona dedicadas al mundo de las tapas. En ese primer momento no pude probar sus bondades porque todos sus locales estaban llenos y, tras publicar mi post, el equipo de Sensi me invitó para poder conocer en primera persona su cocina y servicio. No pude negarme pues tenía ganas de descubrir el secreto de su éxito y ahora os puedo contar por qué Sensi es uno de los sitios de más éxito en el Gótico.

La apuesta del restaurante Sensi es revisitar las tapas de siempre de la cocina española para añadirles un toque personal pero sin extravagancias, siempre ensalzado el sabor de la materia prima e, importante, manteniendo unos precios correctos que se alejan de otras propuestas gastronómicas más sofisticadas. Pude probar varias de sus tapas y todas estaban muy buenas, desde el huevo poché con jamón al pulpo con berenjena –uno de mis platos favoritos-, pasando por el tataki de atún. Tal vez las tapas del restaurante Sensi no sean precisamente originales pero lo importante es que las ejecutan con solvencia, por lo que es una opción que gustará a paladares diversos.

Su restaurante Sensi Mezzanine dispone de dos pisos, con una iluminación íntima, que invita al romanticismo y las confidencias en el primer piso, mientras que en la planta baja hay una barra y la atmósfera parece más lúdica. El ambiente internacional es protagonista aunque también hay barceloneses que confían en Sensi para un ágape informal con garantías. Y es que por carta, precio y servicio es un restaurante que cumple. Destacar a los camareros y camareras, siempre atent@s, que contribuyen al éxito de Sensi y animan a querer volver. 

En DolceCity Barcelona: Sensi Mezzanine


lunes, 11 diciembre 2017

Bar del PI: Un clásico para recuperar fuerzas en el centro de Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Parece que el tiempo se ha detenido en este bar del Gótico de Barcelona que mantiene su encanto gracias a su atmósfera intergeneracional y ambiente añejo, lleno de dibujos y fotografías.

El llamado Barrio Gótico de Barcelona es el que concentra la mayoría de locales emblemáticos de la ciudad. Aunque es cierto que muchos de sus rincones de aspecto gótico son imposturas de unos cuantos siglos más tarde, la zona sigue destilando un encanto único que atrae a turistas y autóctonos por igual, especialmente en estas fiestas, cuando la tradición revive. Seguro que en alguno de vuestros paseos por el casco antiguo os habéis cruzado, o tal vez hayáis entrado, a este Bar del Pi que nos ocupa hoy, toda una institución por su aspecto antiguo que, a pesar del cambio de propieterios, se mantiene como uno de los bares emblemáticos de la zona.

Hace unos días me encontré allí, buscando refugio de las gélidas temperaturas que nos está brindando este mes de diciembre. La alta calefacción fue el principal motivo para quedarnos y también el disponer de mesa en su altillo, pues el bar, a pesar de no ser muy grande, dispone de dos pisos. A mí me gusta especialmente el superior, pues puedes divisar lo que acontece abajo y distraerte con el ir y venir de gente del barrio gótico. Como bar de toda la vida, en el Bar del Pi no encontraréis innovaciones y tentaciones gastronómicas sorprendentes, sino todo lo contrario. En esta época de frío, os podéis calentar con una de sus infusiones, tés, cafés y hasta chocolate a la taza, pues, aunque no son la emblemática Dulcinea o Pallaresa, aquí también se animan a preparar este clásico del invierno.

Abren todo el día, así que al mediodía o por la noche también podéis comer alguna tapa, pues presentan las recetas de toda la vida para una comida informal. Yo no he comido nunca nada, pues me parece un sitio más de media tarde o media mañana, para desayunar o merendar, que no para comer, pero puede ser un salvavidas en una zona un poco complicada por la abundancia de sitios para turistas. El Bar del Pi no lo es, sino que, como pude comprobar recientmente, son muchos los locales que confían en él para un alto en el camino en pleno centro. Un clásico.

En DolceCity Barcelona: Bar del Pi

miércoles, 6 diciembre 2017

Granja PALLARESA: Chocolate con churros en Barcelona desde 1947

por Ariadna Alcañiz

Su chocolate con churros, suizo con nata casera y postres artesanos como sus famosos flanes y crema catalana son los reclamos más conocidos de Granja Pallaresa, fundada hace 70 años.

Hace poco paseando por el Barrio Gótico en domingo, me sorprendí de la largas colas que se acumulaban en la calle Petritxol. Ya no me acordaba del poder de atracción de las granjas que allí se ubican, como Dulcinea, un auténtico refugio de invierno situado en lo bajo de la calle y la Pallaresa que nos ocupa hoy, ubicada en medio de Petritxol. Familias con niños, parejas, turistas esperaban pacientemente su turno en plena calle, a pesar del frío, para disfrutar de los que muchos consideran los mejores suizos de Barcelona por su excelente chocolate y nata casera.

Hace años que no voy a la Granja Pallaresa pero no hay duda de que es una de las granjas de referencia en Barcelona. Se fundó en 1947 y su logo en letras antiguas nos recuerda este vetusto origen. Su interior, en cambio, es más impersonal, aunque el espacio está decorado con grandes cuadros que dan continuidad al ambiente artístico y bohemio de la calle Petritxol, llena de galerías. Pero uno no va a la Granja Pallaresa a ver su interiorismo, sino a desayunar o merendar sus dulces y chocolates (no abre al mediodía). El suizo es un superventas porque su nata casera es deliciosa pero también es un buen sitio para disfrutar de un café y un postre artesano tradicional que también preparan con nota.

Flanes, crema catalana, churros (para acompañar su chocolate), ensaimadas, croissants… los clásicos postres y dulces no faltan en Granja Pallaresa para una ingestión de calorías que bien merece la pena. De hecho, es ya una tradición ir a comer su chocolate con churros o suizo tras un paseo por el Gótico y la Fira de Santa Llúcia aunque, si es en fin de semana, es muy posible que toque esperar, y, además, en la calle. Pero la espera tendrá premio.

En DolceCity Barcelona: Pallaresa

lunes, 4 diciembre 2017

Restaurante ARRELS: Buen menú de mediodía con cocina sana en el Poblenou de Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Cerca de Marina ha abierto este nuevo restaurante que opera solo de lunes a viernes al mediodía y que destaca por su cocina sana y apetitosa y agradable interiorismo, con mucha luz natural.

Poco a poco el Poblenou industrial va dejando paso al Poblenou creativo, lleno de oficinas y estudios, donde trabajan profesionales liberales y jóvenes, a los que ha seguido la apertura de negocios ad hoc. Desde que empecé a trabjar ahí he ido viendo cómo abrían nuevos restaurantes y cafés enfocados a este público y el último en aterrizar es nuestro protagonista de hoy, el restaurante Arrels, que se caracteriza por su apuesta por una cocina sana y equilibrada, perfecta para un menú de mediodía apetitoso pero ligero, con el que no cuesta tanto volver luego a trabajar. Hace poco que han abierto y todavía les falta un poco de rodaje en el servicio pero no hay duda de que la cocina es buena y el equipo tiene ganas y muy buena disposición, por lo que estoy segura que se va a convertir en un referente en la zona.

De entrada, destaca por su local. Han hecho un gran trabajo de interiorismo pues, aunque a priori parece pequeño, el restaurante Arrels dispone de un segundo piso, todo acristalado que da a un parque, por lo que la luz natural baña todo el espacio y crea una atmósfera muy agradable. Esto me sorprendió muy positivamente como también la amplitud de las mesas. Es un restaurante que da importancia a la comodidad del comensal y esto se agradece, especialmente teniendo en cuenta que es un restaurante de menú, pues solo abre por la mañana y al mediodía, así como el jueves de afterwork, pero no por la noche.

En cuanto a la carta, potencian los ingredientes de temporada y las recetas sanas ya que apuestan por la cocina flexiteriana, como el pionero Flax & Kale. Así que no se trata de un vegetariano pero sí de un restaurante donde comer bien, sano y muy apetitoso. El menú, alrededor de los 12 euros, se compone de 5 primeros y 5 segundos a elegir –no lo cambian en toda la semana- y la verdad es que incluye platos para todos los gustos: desde un revuelto de espárragos trigueros a hummus, pasando por fideuá, un risotto de calabaza y gorgonzola o un estofado de ternera. También destacable su vino por copas (un vino tinto ecológico muy rico), así como los postres caseros. Y es que en el restaurante Arrels lo cuidan todo con mucho mimo y eso se nota en el producto final. Para volver.

En DolceCity Barcelona: Arrels

viernes, 24 noviembre 2017

Restaurante TOMOE: Una taberna japonesa con sushi creativo en la zona alta de Barcelona

por Ariadna Alcañiz

De los mismos responsables del recomendable Doble Zer00, encontramos esta taberna íntima y acogedora que ofrece la misma carta de sushi creativo y excelentes tapas exóticas. Para darse un festín.

Como sabéis, me encanta la gastronomía japonesa. Para mí, el sushi –pescado crudo- es un gran manjar y, cuando la materia prima es buena, me hace llegar al éxtasis muy fácilmente. Por eso, cuando hace ya unos meses mi hermano me propuso ir a conocer el restaurante Tomoe para un mano a mano, no dudé un segundo. ¿Un japonés que no conozco? Para allí voy rauda y veloz, sobre todo, tras leer buenas críticas en distintos espacios online de reseñas.

El Tomoe es una pequeña taberna japonesa de la zona alta, situado en una pequeña calle al lado de la Bonanova. Su ubicación no es de lo más accesible pero te aseguro que la excursión merece la pena. El espacio no es demasiado grande y resulta íntima y acogedor por la luz tenue y una decoración que emula a las tabernas japonesas. No es pomposo ni demasiado informal, el interiorismo se encuentra en el punto justo para gustar a un amplio público. Lo más interesante, sin embargo, es la comida. La carta es extensa y presenta muchas especialidades propias de sushi con combinaciones creativas y sorprendentes sin olvidar los nigiris clásicos ejecutados con ingredientes de muy buena calidad. Recuerdo con especial gusto su nigiri de pez mantequilla y el ikura, pero hubo más platos que nos gustaron.

Porque, además del sushi, en Tomoe preparan tapas exóticas que merece la pena probar. Por ejemplo, sus gyozas de marisco nos encantaron, os las recomiendo desde aquí para empezar el ágape de manera triunfal. El pulpo también nos gustó pero no os penséis que olvidan la carne pues presentan especialidades como su solomillo de buey francés con foie mi-cuit casero al miso que os da una idea del mimo que ponen en cada plato. No me extraña, ya que el Tomoe es el hermano pequeño del restaurante Doble Zer00 del Born, donde también practican muy buena cocina de base japonesa aunque con licencias creativas que lo alejan de la gastronomía nipona más tradicional.  

En DolceCity Barcelona: Tomoe

siguiente página »