Miércoles, 5 Noviembre 2014

Los 5 mejores bares para una cita inolvidable en Barcelona

por Ariadna Alcañiz
Pijín, alternativo, cultureta, amante de la cocina o internacional. Hoy os traigo cinco locales con encanto siguiendo cada estilo por si tenéis una cita en el horizonte y no sabéis dónde llevarl@.
Has conocido a una persona genial, con la que compartes gustos, libido y una visión de la vida. ¡Enhorabuena! Si te toca elegir el escenario para vuestra próxima cita, aquí van algunas recomendaciones de locales con encanto según distintos prototipos urbanos: el cultureta, el pijín, el guiri, el alternativo… Ya sé que no hay que catalogar a la gente, no os lo toméis en el sentido literal. Es tan solo una manera de presentaros el ranking de hoy:

1. Collage
Este bar con encanto del Born menos transitado satisface a distintos tipos de público: desde el alternativo al internacional. Es en ese último perfil en el que me fijo por la zona en la que está, pero también por estar un poco escondido, lo que te hará sumar puntos frente a una pareja de fuera. Su atmósfera íntima y buenos cócteles –tanto clásicos como otros exclusivos de aquí- lo hacen el escenario ideal para una primera cita ¡de éxito!


2. Pony Café

El punto de reunión para los indies que se acercan a la Ribera. Este bar sin pretensiones con un excelente hilo musical puede convertirse en un buen aliado en una primera cita. La ambientación de bar típico, sin ningún aliciente, obliga a la charla animada mientras que el ambiente moderno y la música pueden provocar más de un comentario.


3. Bohèmic

Más que un bar, hablamos de un restaurante. Pero si tu cita es alguien a quien le gusta el buen comer, este local de Sant Antoni hará que triunfes seguro gracias a sus excelentes tapas –obligadas las bravas, mmmmm- y público heterogéneo. A mí aquí me conquistan fijo!


4. Boca Chica

Al igual que el Collage, este local puede gustar a diferentes públicos. Pero, para huir de la zona pija habitual y de clásicos como el Mirablau, os lo propongo para una cita de corte pijo, pues el ambiente (y los precios) que se mueve allí es de postín. El escenario, en cambio, es más sugerente lo que puede ayudar a romper el hielo en los primeros momentos.


5. Giardinetto

A una ligue cultureta primero se lo lleva al teatro –o a escuchar música- y luego a cenar. En este caso, este restaurante de diseño es el compañero ideal pues ofrece una excelente cocina mediterránea de acento italiano hasta pasada la medianoche, además de un ambiente de diseño obra de Federico Correa y Alfonso Milà por encargo del fotógrafo Leopoldo Pomès, lo que le da una pátina especial. Además, tiene un bar en el piso inferior donde alargar la velada acompañados por un público entre artístico y creativo, heredero de la mítica Gauche Divine, quien hizo suyo el restaurante (y sobre todo el vecino Flash Flash) en los años 70.


En DolceCity Barcelona: Collage, Pony Café, Bohèmic, Boca Chica, Giardinetto

Boca Grande ( Ver plano )

Passatge de la Concepció, 12
Tel: 934675149
Web: www.bocagrande.cat

El Boca Grande es un restaurante dedicado al pescado y el marisco con una decoración muy cosmopolita que se extiende hasta el Boca Chica, el cocktail-bar ubicado en el piso superior que atrae a una clientela a quien le gusta ver y ser vist@.

Collage ( Ver plano )

Carrer de Calvet, 16
Tel: 932008325
Web: www.collagebcn.com

Con una carta amplia y variada entorno a la cocina de mercado, este restaurante de decoración informal pero cuidada, es el sitio perfecto para una cena entre amigos o una comida rápida, aprovechando su exitosa fórmula menú.

Giardinetto ( Ver plano )

Carrer de la Granada del Penedès, 22
Tel: 934156234
Web: www.ilgiardinetto.es

Abierto en 1973, Il Giardinetto se ha convertido en todo un clásico en la ciudad por la que respecta a la cocina italiana. Clientela selecta, cuidado interiorismo, elaborados platos de pasta y cocina abierta hasta tarde son sus mayores atributos.

Pony Café ( Ver plano )

Carrer del Portal Nou, 23
Tel:
Web: www.facebook.com/ponycafe

Con una buena selección musical de corte independiente, este pequeño bar de la Ribera de corte clásico se ha ganado un nombre entre el público moderno de Barcelona que se reúne aquí especialmente en fin de semana, cuando no cabe ni un alfiler.