Viernes, 15 Junio 2012

KAIKU: Cocina mediterránea con toques creativos en Barcelona

por Ariadna Alcañiz
En plena Barceloneta encontramos este restaurante sin demasiadas pretensiones que cuida mucho la materia prima y sorprende con toques de autor en un ambiente anodino. Su arroz te conquistará.
Hace poco quise tener un detalle con mis padres e invitarles a comer. Aunque en mi mente se postulaban opciones de nivel, una tiene que ser realista y tener en cuenta sus ingresos por lo que tenía que buscar una alternativa que, sin dejar de ofrecer un buen manjar, no fuera a suponer medio sueldo. En otra ocasión el sitio elegido fue el siempre eficaz Igueldo pero ahora, con el verano a la vuelta de la esquina, me apetecía terracita y comida marinera. Tras preguntar e investigar, me decidí por Kaiku que debo reconocer no sabía ni dónde se hallaba. Si tú tampoco lo tienes fichado, tan solo tienes que pensar en el Buenas Migas de la Barceloneta y, si, justo al lado, en una de las calles más transitadas cuando llega el buen tiempo, es donde encontramos el Kaiku.



Se trata de un restaurante sin pretensiones que tiene como gran reclamo una terraza muy concurrida
, desde la que se puede observar toda la flora y fauna de este animado y pintoresco barrio de la ciudad. Tras dos intentos fallidos, finalmente pude reservar una de sus deseadas mesas pero con la mala suerte de resultar uno de los días con más viento del calendario lo que restó encanto a la velada. Y es que la terraza es “a pelo”, en plena calle, nada de protección de ningún tipo y si sopla el viento, pues no te puedes esconder. Ahora bien, en cuanto a la comida, el local sí sumó puntos. Apuesta por cocina marinera con tapas de marisco del día –muy ricas las mini-navajas, con un buen gusto a mar-, arroces y pescado fresco, pero presentados “a su manera”, como diría el bueno de Sinatra.


Por ejemplo, no esperes encontrar aquí la clásica paella. Su versión de este popular plato marinero es el arroz del chef que lleva gambas, calamares, verduras y setas y, lo mejor, tiene un acabado ahumado muy peculiar que le deja un gusto delicioso. Lo compartí con mi padre –es mínimo para dos personas- y ambos estuvimos satisfechos con nuestra elección, mientras que el pescado de mi madre también era muy fino al paladar, otro acierto.


Lo que ya no nos gustó tanto es el largo interludio
entre las mininavajas de entrante y el carpaccio de pulpo –un poco duro pero muy bien presentado- que seguía, a lo que faltaron unos berberechos que el chef decidió no servir por no encontrarles suficientemente buenos. Un detalle de honestidad que apreciamos en la mesa como también que nos invitaran a una tapa de mejillones por la larga espera. Este comportamiento diligente para con el cliente se agradece, y mucho, y refleja que se trata de un negocio familiar en el que tratan de hacerlo lo mejor posible. Está decidido: Tengo que volver un día sin viento para poder centrarme al 100% en la comida, y en las vistas.
Créditos: Fotos 1 & 3 por Flickr/encantadisimo; Foto 2 por A. Alcañiz

En DolceCity Barcelona: Kaiku

Kaiku ( Ver plano )

Carrer del Mar, 1
Tel: 932219082
Web: www.restaurantkaiku.cat

El Kaiku es un restaurante con una ubicación en plena Barceloneta y con vistas al mar en el que, por un precio más que correcto, puedes disfrutar de una estupenda cocina marinera con buena materia prima y una pizca de fantasía en su ejecución.