Viernes, 30 Diciembre 2011

Mis mejores deseos para el Año Nuevo

por Ariadna Alcañiz
Llegamos al último post del 2011. Como viene siendo tradición haremos un breve repaso a lo mejor que ha dado este año, esperando que el que viene sea todavía mejor. ¡Feliz Año Nuevo a tod@s!
No lo puedo remediar, me encantan los momentos festivos. Esos que tienen un significado especial y te sirven para hacer balance, mientras das las gracias por todo lo que tienes y tomas conciencia de lo afortunad@ que eres. Soy de las que disfrutan muchísimo celebrando el cumpleaños, rodeada de aquellos a los que quieres, pero también me gusta cuando llega el 31 de Diciembre y echas la vista atrás para (re)descubrir las satisfacciones que te ha dado un intenso y agitado año.
Mirando el archivo de DolceCity Barcelona, 2011 ha sido una buena cosecha
. Para empezar, hemos descubierto tiendas con encanto, personales y arriesgadas que han querido emprender su propio camino a pesar del clima económico adverso. Me vienen a la cabeza Le Fortune, Los Patines de Celia, M.O.T.E.L. o la nueva de D-Lirio, tiendas singulares de moda femenina en las que sentirte especial y desconectar del mundanal ruido. También hay que destacar la llegada de grandes firmas que han puesto, al fin, sus ojos en Barcelona. Esperadísima era la llegada de Miu Miu pero también quiere destacar el cambio de ubicación de Marni, una firma que adoro y que pronto llegará al gran público de la mano de H&M.

Un brindis por el Año Nuevo / Anders Adermark (Flickr)

Aparte de la moda, Barcelona también ha contado con interesantes incorporaciones a nivel de decoración
como Mar de Cava, una tienda única en la que dejarse llevar por los objetos elegidos por la responsable del proyecto. Los vinilos decorativos de HOMMU también son dignos de mención aunque tal vez sea a nivel de ocio donde la ciudad cuenta con algunas de las novedades más sonadas. Si hablamos de restauración, tengo que volver a mencionar La Pepita, un bar de tapas que tantas satisfacciones me ha dado (y me sigue dando). Y si ya pasamos a la copa de después, quiero recordar a sitios como el Slow y La Martinera que continúan reivindicando el savoir-faire de la coctelería clásica, así como el Bobby Gin, por sus inspiradoras combinaciones, y el Switch por su estupendo interiorismo. Deseando que el 2012 sigáis a nuestro lado y podamos sorprenderos con nuevas e interesantes propuestas, desde DolceCity quiero despedir este 2011 por todo lo alto. ¡Muchas gracias por estar al otro lado!

En DolceCity Barcelona ¡celebramos el Fin de Año!