Lunes, 18 Julio 2011

FONDA ESPAÑA: Un restaurante de hotel también para locales

por Ariadna Alcañiz
En un bonito edificio modernista (el hotel España) ubicado al lado del Liceu se halla este restaurante que lleva el sello del chef vasco Martín Berasategui. Su terraza es un secreto entre los locales.
Obra de teatro en la Biblioteca de Catalunya y cena en el restaurante Fonda España. Un plan que se me antoja muy apetecible, especialmente después de la experiencia narrada por mis padres. Hacía tiempo que sabía que este restaurante había hecho un giro hacia la calidad tras valerse de los servicios del estrellado chef Martín Berasategui. Si bien es cierto que aquí no practica la cocina sofisticada del Lasarte del hotel Condes de Barcelona, su sello ya es garantía de calidad y de saber que no se trata de un restaurante de hotel al uso.


Como tampoco lo es el hotel. El primer reclamo es el edifico modernista en el que se ubica. De hecho, el hotel se construyó en 1859 bajo el nombre de Fonda España pero fue la magnífica reforma posterior a cargo de Josep Domènech i Montaner lo que le valió reconocimiento y prestigio. Ahora, ha sido una intensa rehabilitación en el año 2010 lo que le ha vuelto a situar bajo los focos convirtiéndose en un establecimiento de 4 estrellas en el que no se ha descuidado el restaurante.


En un entorno de nivel como éste se ha confiado en Martín Berasategui para asesorar al restaurante. Raciones justas para propuestas sencillas de dieta equilibrada que van desde los raviolis de txangurro hasta la sopa fría de tomate o la colita de rape al horno. Una carta breve pero con platos para todos los gustos a un precio que ronda los 35 euros por persona. Aparte de cenar en un bonito comedor, si la noche se presenta animada se puede continuar la velada tomando una copa en la terraza del hotel, abierta hasta las 2 h. Un buen plan de verano, ¿no os parece?

En DolceCity Barcelona: Fonda España

Fonda España ( Ver plano )

Carrer de Sant Pau, 9
Tel: 935500000
Web: www.hotelespanya.com

Un privilegiado comedor de exquisita decoración modernista acoge la cocina de Martín Berasategui en su vertiente más sencilla e informal en el restaurante de este hotel que reabrió sus puertas a finales de 2010, tras una intensa rehabilitación.