Martes, 25 Enero 2011

M.O.T.E.L.: Una buena selección de vintage en Barcelona

por Ariadna Alcañiz
Se trata de una de mis tienda favoritas gracias a su buena selección de vintage para hombre y mujer –poco pero bien escogido- y su simpática propietaria, Elisabet, que seguro sabe asesorarte.
Se nota que ayer regresé de Londres. Primero os hablo de una tienda de cupcakes –muy típicos de allí- y ahora os presento una tienda vintage, mucho más populares en Inglaterra que en estos lares. De hecho, en estos cuatro días que he estado en la capital británica me he hartado de ir a tiendas de segunda mano pero la verdad es que no he encontrado ningún tesoro que llevarme a casa. ¿Por qué? Pues porque la selección es muy importante para mí y muchas de esas “vacas sagradas” de la escena vintage londinense pecan de dar por buenas prendas en pésimo estado que ni tienen valor estilístico ni estético.


Todo lo contrario que M.O.T.E.L., una discreta tienda situada en la calle Riera Baixa que destaca entre las muchas que encontramos allí gracias a su selección. Aquí no hay toneladas de ropa de segunda mano vendida al kilo; aquí detrás de cada prenda o accesorio se nota el sabio criterio y buen ojo de Elisabet quien ha escogido una a una cada pieza. Para mí eso vale mucho más que tener una oferta inabarcable entre la que perderse y donde no rescatar nada. Sin ir más lejos, en mi primera visita a M.O.T.E.L. me enamoré de unas 5 piezas y al final me llevé a casa un precioso vestido negro con detalles en dorado que fue mi aliado en la noche de Fin de Año. Todo un tesoro que ocupa un lugar privilegiado en mi armario y muy asequible teniendo en cuenta lo especial de la prenda.


En M.O.T.E.L., pues, encontrareis ropa de segunda mano para chico y chica en un ambiente cuidado, donde las prendas respiran y uno puede buscar tranquilamente. La tienda se ha decorado como si se trata de una habitación de hotel y, cuando yo la visité, el escaparate emulaba un típico café americano de los 50. Esta atmósfera singular sumada a la simpatía de Elisabet hacen que siempre haya ganas de volver a visitar la tienda con la esperanza de encontrar alguna gema escondida que te haga sentir especial.

En DolceCity Barcelona: M.O.T.E.L.