Lunes, 9 Febrero 2009

IGUELDO: Cocina vasca en el Eixample

por Ariadna Alcañiz
La excelente materia prima junto con una sabia ejecución y un interiorismo elegante y acogedor lo convierten en una opción muy recomendable para distinto tipo de ocasiones.
Me encanta comprobar que, con el paso del tiempo, hay negocios que continúan brillando como al principio, cuando se trataba de hacerse un hueco en el panorama de ocio de la ciudad. Desgraciadamente, hay muchos casos en los que esa ilusión y buen trabajo de los inicios se pierde por haber ganado ya una clientela fiel. Hay otros, en cambio, en los que la lucha se libra día a día, manteniendo el mismo nivel de exigencia y compromiso, lo que les permite seguir creciendo en fama y reputación. Son estos restaurantes los que, en tiempos de crisis, tienen asegurado su futuro, pues, cuando la gente tiene que pensárselo dos veces a la hora de comer fuera quiere disfrutar de una excelente experiencia que valga la pena en todos los sentidos. El restaurante Igueldo cumple todos los requisitos para ello pues, en un agradable y elegante espacio en colores claros, el comensal puede gozar de una más que recomendable carta basada en la cocina del norte de España, acompañada de una completa bodega con una muy competitiva relación calidad-precio.


La primera vez que fui, hace más de un año, me encantó y este pasado viernes volví y comprendí por qué guardaba tan buen recuerdo. Butacas cómodas, iluminación agradable y ambiente desenfadado es en lo primero que reparas. Al abrir la carta, te tientan platos en los que lo que importa es la calidad de la materia prima: tartar de solomillo con yogur de cerveza, pimientos rellenos de txangurro, sartén de berberechos frescos con guindilla... Tal vez no destaquen por innovadores, pero poco importa, hay variedad y calidad suficientes para contentar a cualquier tipo de público. Desde aquí, recomiendo enérgicamente el atún a la brasa, servido poco hecho, que se deshace lentamente en el paladar provocando un auténtico éxtasis gustativo. Para los que prefieran la carne, es aconsejable el chuletón a la parrilla o las manitas de cerdo rellenas de morcilla, aunque, lo mejor, es ir y elegir por uno mismo.

Los postres siguen en el mismo buen nivel que el resto de la oferta, al igual de la bodega. Esta última destaca por ser un buen reflejo de la gran variedad de DO que cuenta nuestro país, por lo que es un buen sitio para descubrir nuevas referencias de la mano de Ana López de Lamadrid, reputada sumiller y jefa de sala del Igueldo. Junto al chef Gonzalo Galbete forma un tándem que funciona a las mil maravillas. Keep up the good work!

En DolceCity Barcelona: Igueldo

Igueldo ( Ver plano )

Carrer del Rosselló, 186
Tel: 934522555
Web: www.restauranteigueldo.com

Unos bonitos azulejos modernistas te dan la bienvenida al entrar. Tras ellos y una pequeña barra, llegas a la sala y te dispones a disfrutar de un magnífico ágape en el que destaca la calidad de los ingredientes, traídos directamente del norte de España.