Viernes, 13 Febrero 2009

BOADAS: La coctelería clásica de Barcelona

por Ariadna Alcañiz
Es viernes. ¿Te apetece empezar el fin de semana de una forma diferente? Pues dirígete a las Ramblas, tuerce a la derecha y mímate tomando un cóctel de primer nivel. Te olvidarás de la rutina.
¿Qué os puedo contar de la coctelería Boadas? De entrada, aunque aparezca en todas las guías de la ciudad y esté ubicada en un sitio tan turístico como la calle Tallers esquina las Ramblas, pues que se trata de uno de los pocos reductos de autenticidad de Barcelona, pequeño, con una gran barra de madera y taburetes a juego, lleno de cuadros decorando sus paredes y con un batallón de expertos barmans vestidos impecablemente de smoking como si estuviésemos en una novela de Scott Fitzgerald. La clientela es un atractivo y agradable mix entre fieles, autóctonos que celebran algo especial y extranjeros bien vestidos, pues aquí se exige un dress-code para entrar y las bermudas no están permitidas. ¡Bravo! Esto sí que es una verdadera declaración de principios en una ciudad, la nuestra, que se llena de adolescentes guiris con muchas ganas de fiesta y aún más de beber y que pierden los papeles a la primera de cambio.


Tranquilos, en Boadas no os encontraréis con este tipo de público. Se respira un ambiente agradable, aunque es cierto que se llena fácilmente, pues sus dimensiones son escasas. Lo mejor es coger sitio en la barra y disfrutar de un buen combinado. No sé cuál es su especialidad, pero lo cierto que todo lo que he probado está buenísimo: Vodka Collins, Bloody Mary, Gimlet, Rob Roy... nada desmerece la fama de esta coctelería, pionera en España y considerada de las mejores, junto con el Dry Martini. Todo empezó en 1933 con Miguel Boadas, un catalán nacido en Cuba, quien habiendo trabajado en el mítico Floridita de La Habana, quiso traer a Barcelona el arte de combinar licores en un lugar hecho a medida. Un lugar, por cierto, que se vio amenazado de cierre en 2007 por culpa de la especulación urbanística lo que se tradujo en un fuerte apoyo por parte de los medios y la sociedad barcelonesa y la consiguiente decisión del Ayuntamiento de prohibir su cierre. Ante la adversidad, su fama no hizo sino crecer.

Actualmente, es la hija de Miguel Boadas, Maria Dolors, la que lleva el negocio y aún se la puede ver al pie del cañón, saludando a los clientes fieles que vienen a tomar el aperitivo o la primera copa de la tarde. Es esta complicidad, este ambiente familiar a la vez que especial lo que hace de Boadas un sitio único no sólo en Barcelona, sino en todo el mundo. Imprescindible.

En DolceCity Barcelona: Boadas

Boadas ( Ver plano )

Carrer dels Tallers, 1
Tel: 933188826
Web:

Fundado en 1933 por Miguel Boadas, un catalán nacido en Cuba que había trabajado en el mítico Floridita de La Habana, el Boadas Cocktail Bar fue pionero en toda España en el noble arte de la coctelería. Tras tantos años, su fama y prestigio permanecen.