Martes, 10 Junio 2008

Una vida en la SEAT, una España de infancia y desarrollismo

por María Padín
Cada día, camino del trabajo paso por la Zona Franca y se me hace difícil imaginar que por estas latitudes por donde ahora la ciudad y la aglomeración urbana campa a sus anchas antes habían descampados y masías. El único atisbo de metrópolis era la factoría de la SEAT, lugar de trabajo de muchos curritos que venían hasta aquí como yo ahora, pero también el hogar de algunos, como la familia Prieto Rius.


Francesc Prieto Rius ya nació en la fábrica, porque su padre era el encargado de solucionar cualquier problema que ocurriese en la SEAT durante la noche o los fines de semana. Toda una existencia ligada al recinto fabril, que Francesc ha testimoniado con precisión de notario guardando minuciosamente cada foto, documento y objeto familiar relacionado con esta historia personal y colectiva, que ahora se expone en Una vida en la SEAT en la Biblioteca Francesc Candel.

Instantáneas que navegan entre las escenas íntimas de una familia y los cambios socioeconómicos que vivió España durante aquella época, y de los que la fábrica catalana fue pieza clave. Excursiones campestres y niños orgullosos en pantalones cortos se mezclan con la revolución del primer 600, las visitas de Franco o con las incipientes huelgas en el despertar político de los españoles.
 

Cuarenta fotografías para resumir más de dos décadas en la SEAT. Un pequeño respiro en terreno de nadie, en aquella España plomiza de los años 50 a los 70, tal como recuerda el propio Francesc Prieto: “Si bien hubo momentos en los que pensé que estábamos muy apartados de la ciudad, ahora veo que aquello fue un lujo, porque España era tan cutre en esa época que aquello era un espacio de libertad”.

Una vida en la SEAT
Hasta el 31 de julio de 2008
Biblioteca Francesc Candel
Amnistia Internacional, 10
Tlf: 93 332 53 75