Viernes, 13 Junio 2008

La modernidad desplazada: treinta años de arte abstracto chino, en el CaixaForum

por María Padín
En Europa y en Estados Unidos inaugurábamos la modernidad empecinados en la senda del arte abstracto. En cambio, China, arraigada en su secular aislamiento, iba por otros derroteros, el de la Escuela Yi. Y por esas piruetas extrañas del devenir histórico, una disciplina artística que se basa en la experiencia del recogimiento y la meditación y sin conexiones con lo que se producía en occidente tiene puntos en común con nuestro arte conceptual y abstracto.

Con La modernidad desplazada: treinta años de arte abstracto chino, por primera vez se puede ver fuera de China una gran exposición retrospectiva de la Escuela Yi, que muestra las diferentes fases que ha experimentado la corriente creativa, desde la Revolución Cultural hasta los años 80. Pero en todas las etapas ha prevalecido la máxima de un arte vivido como una indagación en la contemplación, en la unidad y la armonía.

Para estos artistas, crear supone meditar en un espacio privado, por lo que sus obras siempre abordan un segundo plano. Así, los paisajes sirven de vehículo de sentimientos, otros cuadros pretenden representar la filosofía del espacio oriental y otras creaciones buscan la repetición maximalista como método de meditación, para vaciar la mente.


Desde luego, no se trata de una exposición fácil ni con la estética orientalizante que últimamente cubre todo lo que oro parece, pero es una oportunidad para ir con la mente abierta y encontrar lo que nos une y lo que nos transciende en nuestro arte contemporáneo.

La modernidad desplazada: treinta años de arte abstracto chino
Hasta 21 de septiembre de 2008
CaixaForum

CaixaForum ( Ver plano )

Avinguda del Marquès de Comillas 6
Tel: 934768600
Web: obrasocial.lacaixa.es

En una ciudad emperrada en que todo lo suyo sea más que lo que la metafísica dicta, el Palau es más que una arquitectura bonita donde escuchar música. Y esto queda patente en la exposición 1908-2008: Cien años del Palau.