Martes, 26 Febrero 2008

La Jabonería galesa y disfruta de un universo de aromas naturales

por Ivana Muntán
¡Qué vivan los jabones! Eso es lo que pensaba cuando escribía el post sobre la tienda Enjabonarte, en el Born. Como una casualidad caída del cielo, el sábado por la tarde decido ir de compras a l’Ànec Blau (centro comercial abierto todos los días del año) y, en el camino, me tropiezo literalmente con La Jabonería Galesa, una tienda de inspiración bastante parecida a la que ya he nombrado.

Si la primera ya me gustó, La Jabonería Galesa me ha dejado totalmente anonadada. “Un balneario en casa” reza una pizarra en el centro de la tienda. ¡Y vamos qué si lo es! Sólo cruzar la puerta practico la aromaterapia más decidida y me deleito con cada uno de los jabones al corte que me enseñan. De aceite de oliva o de glicerina, casi me da igual, me encantan.

Enumero algunos de los jabones para que entréis en materia: rosa, caléndula, aloe vera, lavanda, azahar, aguacate, aceite de zanahoria, dulce de limón, naranja, patchouli, grosella, manteca de cacao, rosa mosqueta, miel, tarta de chocolate, sal del mar muerto, pepino, yogur, chocolate con cereales, coco y nueces, leche de vainilla, romero y tomillo, jazmín, crema de mandarina...

Pero no todo se queda aquí, porque ante mis ojos se presenta una nueva línea de cosmética natural, sales de baño, champúes, bombas de baño, leches y aceites de baño, desodorantes y rocas de olor.

He comprado el regalo de cumpleaños para mi primo y debo admitir que me ha dado pena marcharme por lo bien que estaba entre tantos olores y productos naturales.

Animaos que sólo esta a 20 minutitos del centro de Barcelona (incluso yendo a 80 km/h por la autopista, ¡qué remedio!)

En DolceCity Barcelona: La Jabonería galesa

La Jabonería Galesa ( ver plano )

Av Constitución 80
Tel: 936646182
Web: www.jaboneriagalesa.com

Un balneario en casa: reza una pizarra en el centro de la tienda. ¡Y vamos qué si lo es! Sólo cruzar la puerta practico la aromaterapia más decidida y me deleito con cada uno de los jabones al corte que me enseñan.