Lunes, 18 Febrero 2008

JANINA, la lencería de lujo en Barcelona

por Ivana Muntán
Bodas... ¿qué chica no ha soñado casarse algún día con su príncipe azul? ¿Quién no ha soñado con una gran fiesta en la que una es el centro de atención de las miradas? ¿Qué mujer no ha fantaseado nunca con el vestido blanco perfecto? ¿La respuesta? Yo.

Cada vez somos más las mujeres que nos decidimos por ese “no-paso” por la vicaría o por el juzgado. Aunque cada cual tiene sus razones, las mías empiezan por el desasosiego que me supondría montar una gran fiesta en la que no se me puede escapar ningún detalle (con lo perfeccionista que soy, si algo sale mal me da un ataque)

Fiel a mis convicciones, hoy estoy compadeciendo a una de mis amigas cuando me cuenta todos los detalles de la organización de su próxima boda. Reconozco que me he ofrecido a ayudarla con la boca pequeña y ella, consciente de mi pasión por el shopping, me pide que la acompañe a comprar la lencería.

¡Qué lujo! Tengo clarísimo el camino. La calle: Rambla Catalunya. La tienda: Janina, una lencería con una gran tradición en la ciudad y que, además de su propia marca, comercializa las firmas más prestigiosas: Andrés Sardá (incuestionable), Christian Dior (indiscutible), Dolce & Gabanna (brutal), La Perla (un must), Donna Karan (sobran los calificativos), Givenchy (ídem), Moschino, Malizia, Verdeveronica, Neyiret y un último descubrimiento personal: lencería Miss Sixty (para lolitas intrépidas e infantiles)

La visión de su escaparate te deja con la boca abierta. En el interior te encuentras con la sorpresa más agradable: saben lo que quieres antes de que hayas acabado la segunda frase de tu particular descripción.

En DolceCity Barcelona: Janina

Janina ( ver plano )

Carrer Del Rosselló, 233
Tel: 932150421
Web: www.janinalenceria.com

Una lencería con una gran tradición en la ciudad y que, además de su propia marca, comercializa las firmas más prestigiosas: Andrés Sardá (incuestionable), Christian Dior (indiscutible), Dolce & Gabanna (brutal), La Perla (un must), Donna Karan.