Viernes, 22 Febrero 2008

Gran Teatre del Liceu, el templo operístico de Barcelona

por Ariadna Alcañiz
A menudo hablo del Liceu, presentado las óperas u obras infantiles que programa, pero nunca me he parado a hablar de él a secas, aunque se trate de uno de los edificios con más magia de la ciudad. ¡Cómo si no tuviera méritos suficientes! Así que hoy me he propuesto enmendar mi error e, inspirada por un paseo por la rambla barcelonesa, contaros un poquito más a fondo del tempo operístico de la Ciudad Condal.

El teatro se fundó por la iniciativa del Liceo Filarmónico-Dramático Barcelonés y empezó a levantarse según los planos del arquitecto Miquel Garriga i Roca, ayudado por Josep Oriol Mestres. Pero lo que el año 1848 se inauguró como un nuevo foco cultural y artístico de la ciudad, ha sufrido varios reveses importantes a lo largo de su larga historia. En 1861 un incendio destruyó la sala y el escenario, lo que paralizó su actividad durante un año. Más tarde, en 1893, durante la función inaugural de la temporada, el anarquista Santiago Salvador lanzó una bomba que causó una veintena de muertos.

La conmoción fue total, como cuando en 1994 otro incendio destruyó el escenario, se adentró en el patio de butacas y acabó hundiendo el techo. Tras una minuciosa restauración, en la que se ha mantenido la fachada original y se ha respetado el mismo estilo, un Liceu renovado abrió sus puertas en octubre de 1999 con más espacio y muchas innovaciones técnicas. Sin duda, continúa destilando esa clase y empaque suntuosos a través de su escalera de mármol, las columnas del Salón de los Espejos, el dorado y granate de su decoración... Sin embargo, sí hay alguna deferencia respecto a antaño. Y es que con una capacidad de casi de 2.300 espectadores, el público ahora es mucho más eclético y menos encorsetado. La etiqueta ya no es necesaria.

En DolceCity Barcelona: Gran Teatre del Liceu

Gran Teatre del Liceu ( Ver plano )

La Rambla 58
Tel: 934859900
Web: www.liceubarcelona.com

Tras una minuciosa restauración, en la que se ha mantenido la fachada original y se ha respetado el mismo estilo, un Liceu renovado abrió sus puertas en octubre de 1999 con más espacio y muchas innovaciones técnicas.