Sábado, 23 Febrero 2008

El Parque de la Ciutadella, un espacio para el relax en Barcelona

por Ariadna Alcañiz
Barcelona no tiene Central Park ni Parque del Retiro, pero también cuenta con un amplio y delicioso espacio donde relajarse bañados por los suaves rayos del sol hivernal. Es el Parque de la Ciutadella, al lado del Born y de la Estación de Francia, que con casi 18 hectáreas de superficie, es un auténtico oasis de tranquilidad en medio del bullicio urbano.

Su origen lo encontramos en el año 1715, cuando el rey Felipe V construyó aquí su ciudadela para dominar la rebelde Barcelona. Más de un siglo después, la fortaleza se derribó y la zona entró a formar parte del patrimonio de la ciudad. De cara a la Exposición Universal de 1888 y gracias al trabajo del arquitecto Josep Fontserè i Mestre, el parque como lo conocemos ya era una realidad. Y así ha llegado a nuestros días, con sus paseos, su lago donde darse un paseo en barca, su cascada, varios museos en su interior, como el de Ciencias Naturales o el precioso Hivernáculo, a parte de acoger también el Zoo de la ciudad.

Con todos estos atractivos, no es extraño que aquí se reúnan grupos de jóvenes que pasan el rato al ritmo que marcan sus benjees, familias con niños que disfrutan de una agradable mañana sabatina, parejas que intiman en románticos rincones, turistas que descansan echados en el césped... en definitiva, un auténtico microcosmos humano que encuentra aquí su dirección favorita para el relax.

Parc de la Ciutadella
Paseo Picasso, 1