Domingo, 30 Diciembre 2007

Jamonero plegable by Cha-Chá en Vinçon

por Ivana Muntán
¡Qué maravilla! Hoy he hecho un descubrimiento de los que me gustan de verdad, de aquellos que me simplifican la vida al máximo.

Como cada año en estas fechas, cuando cae en mis manos el lote de Navidad, empieza el trabajo de "bricofácil" en mi casa... esa tarea que tanto odio y que consiste en montar el jamonero de madera para posar en él un jamón que durará más o menos cuatro días (por decir algo, claro) Y aquí estoy yo, llave Allen en mano, apretando las tuercas con ganas no vaya a ser que el jamón se deslice un poco y termine cortándome de verdad, con el consabido drama que sucede al corte en cuestión (como ya supondréis, no sería la primera vez).

Después del montaje (sin daños colaterales que lamentar) ocurre un hecho insólito. Salgo hacia Vinçon para comprar un kit de sferificación de Ferran Adrià que el Papá Noel olvidó dejarle a mi prima en Navidad (ella no perdona) y allí está. Como una deseada aparición, se planta ante mis ojos (parece que sepa que lo necesito), el jamonero plegable en todo su esplendor. Plegable, casi no me lo creo. El Jamonero Cha-Chá (una marca original como pocas), realizado en acero inoxidable con una bandeja de porcelana en la parte inferior para poder recoger la grasa que desprende el jamón.

El 2008 va a ser el año en que el jamonero va a desaparecer de la encimera más rápido que nunca (reconozco que soy cómoda y el jamón me gusta comprarlo cortado) No habrá pereza ninguna para desmontarlo y por consiguiente, el jamonero no se quedará vacío, ocupando espacio hasta el día en que me canse de verlo y decida guardarlo.

Por convicción: un jamonero práctico y simple, merece la pena (los 184 € que vale).

En DolceCity Barcelona: Vinçon

Vinçon ( Ver plano )

Paseo de Gràcia 96
Tel: 932156050
Web: www.vincon.com

La primera vez que pisé Vinçon reconozco que me dejé llevar por la curiosidad atraída por su escaparate (que siempre se sale de la norma en cuanto a lo espectacular y vanguardista del diseño). Creo que entonces tenía 15 años...