Domingo, 2 Septiembre 2007

Museu de la xocolata, una delicia cultural en Barcelona

por María Padín
¡Qué haríamos muchos de nosotros sin chocolate! Los estudios afirman que sus componentes actúan como un poderoso antidepresivo. Por eso en toda peli o serie americana que se precia la prota se “jarta” de este manjar cuando la deja el novio.

Pues bien, este alimento de los dioses también está íntimamente ligado con Barcelona, como lo demuestra el hecho de que haya un museo dedicado exclusivamente a él, el Museu de la Xocolata. No en vano, el chocolate proveniente de América arribó por primera vez a puerto europeo en la Ciudad Condal y en ella se data el obrador más antiguo del Viejo Continente.

A través de las ocho salas de este museo conoceremos el poder simbólico y mágico del chocolate entre los aztecas y cómo éste configura parte de la historia europea, algo que no nos planteamos cuando saboreamos una onza de este codiciado alimento. Pero como no sólo de mito y verdad histórica vive nuestro paladar, también podremos redescubrir la creatividad que ha originado este dulce: campañas publicitarias, el diseño más sofisticado y postres deliciosos. Y como plato estrella, la mona, el dulce de Pascua barcelonés por excelencia.

Pasear por este antiguo convento agustino reconvertido en museo del placer gastronómico es una experiencia completa: la boca se hace agua, los ojos chiribitas y el intelecto queda saciado. Y para los más golosos, no desperdiciad la oportunidad de tomar un sabroso tentempié en su cafetería, porque ya se sabe que el chocolate es ¡mano de santo!

En DolceCity Barcelona: Museu de la Xocolata

Museu de la Xocolata ( Ver plano )

Carrer del Comerç 36
Tel: 932687878
Web: www.pastisseria.com

Pasear por este antiguo convento agustino reconvertido en museo del placer gastronómico es una experiencia completa: la boca se hace agua, los ojos chiribitas y el intelecto queda saciado.