Viernes, 29 Junio 2007

VINÇON en Paseo de Gracia, el Diseño al poder

por Ivana Muntán

En pleno Paseo de Gracia barcelonés y a lo largo de 2000 metros de exposición, Vinçon es un paraíso para aquel que goce del diseño. Si tienes vocación de cool hunter (cazador de tendencias) que odia no estar a la última y se deprime cuando le pasa algo por alto, déjate llevar.

En la planta alta del Paseo de Gracia (la que expone el mobiliario) multitud de sillas distintas toman su espacio y te embarga un sentimiento de escepticismo: ¿Quién se va a sentar en ella? ¡Será incómoda a rabiar! Al cabo de un segundo (nunca tardas ni uno más) decides cometer el atrevimiento de probarla y te reconoces como una gran ignorante. La silla no sólo es cómoda, ¡es comodísima!

La primera vez que pisé Vinçon reconozco que me dejé llevar por la curiosidad atraída por su escaparate (que siempre se sale de la norma en cuanto a lo espectacular y vanguardista del diseño). Creo que entonces tenía 15 años. Hoy tengo el doble de años y no he dejado de pasarme por allí nunca.

En mi visita mensual me agencio, previo pago por caja, unos rollos de papel higiénico negro (extraño pero muy original), un manual para doblar servilletas y la compra más impulsiva: una lámpara corazón.

¡Lluvia de ideas!: los sofás del diseñador Frank Gehry me apasionan por sus formas aunque, aún no tengo claro en qué lugar de mi casa podré ponerlos ni cuanto tiempo me costará convencer a mi pareja de que, ¡por Dios!, necesitamos uno. Continuo pensando en adquirir un panel decorativo para la secadora, aunque aún no he decidido si me combina más el de fresas, el de naranjas, el de manzanas o el de kiwis. La mecedora Voido de Ron Arad para Magis me ha quitado el sentido y será el próximo objetivo.

En DolceCity Barcelona: Vinçon


Vinçon ( Ver plano )

Paseo de Gràcia 96
Tel: 932156050
Web: www.vincon.com

La primera vez que pisé Vinçon reconozco que me dejé llevar por la curiosidad atraída por su escaparate (que siempre se sale de la norma en cuanto a lo espectacular y vanguardista del diseño). Creo que entonces tenía 15 años...