viernes, 1 enero 2016

Este es mi último post en DolceCity Sevilla

por Laura Hojman

      
Tras nueve años escribiendo en DolceCity, hoy me despido de todos vosotros. Con algo de pena, pero también con alegría, porque he decidido que es hora de centrarme en otras cosas.

No sé ni cómo empezar este, que como dice el título, es mi último post en DolceCity Sevilla, el último después de nueve años, madre mía, nueve, escribiendo todos los días de lunes a viernes, yendo con cuatro ojos por la calle en busca de algún sitio nuevo, algún espacio interesante, pensando de qué tema os podía hablar ese día, buscando buenas fotos, ajustándolas al tamaño del gestor de contenidos… En fin, toda una rutina diaria que ya es parte de mi vida pero a la que he decidido poner punto y final.

No es que no me guste lo que hago, al contrario, son muchísimas las satisfacciones que me ha dado DolceCity, pero después de tantos años invirtiendo muchísimo tiempo y esfuerzo, he decidido que ha llegado el momento de pasar página y dedicar todas mis energías al que digamos es mi trabajo real, el que me apasiona y al que necesito dedicar el 100%, el de la productora audiovisual que mi marido, Guille, y yo tenemos.

Cuando empecé a escribir en DolceCity tenía 26 años. Me acababan de despedir del periódico en el que trabajaba (para meter a tres becarios que hacían mi trabajo gratis). Acababa de empezar la crisis pero ni por asomo se olía lo que se nos venía encima.

Vi una oferta de trabajo en infojobs, mandé mi currículum y me pidieron que hiciera una prueba, que escribiera de una tienda de Sevilla. Así que lo hice de mi tienda favorita de entonces, La Mujer del Cura, que ya no existe, y a las pocas horas me llamó Fernando, el jefe de todo esto para darme la bienvenida.

Es increíble lo que ha llovido desde entonces y los miles de artículos que he escrito. Una vez hasta me hice viral! Con ese de las “20 señales claras de que eres de Sevilla…” Alguien se molestó en copiarlo en whatsapp y la gente se lo pasaba por el móvil. Si me llegó hasta a mí!

Otras veces me he enfadado mucho, cuando he visto plagiados descaradamente mis posts con una poca vergüenza insólita. (Me alegro de que a partir de ahora tengan que trabajar y currarse sus propios temas).

Bueno, lo que quiero decir con todo esto es que ha sido bonito, a veces duro, a veces divertido, pero bonito. Así que gracias Fernando, gracias compañeros y sobre todo, gracias lectores, algunos ya sois amigos, gracias por acompañarme y confiar en mí.

Os deseo un feliz verano y os mando un abrazo enorme, con todo mi corazón.

Hasta la próxima,

Laura.

      

« Volver a la Home| ,