miércoles, 23 abril 2014

5 curiosidades sobre las famosas naranjas de Sevilla

por Laura Hojman

Nuestra ciudad no sería la misma sin sus naranjos. Hoy os hablo de algunos aspectos de su historia y curiosidades sobre nuestras famosas naranjas amargas.

Forman parte del paisaje urbano de nuestra ciudad, con su olor nos anuncian la llegada de la primavera y sin ellos, no concebimos la personalidad y fisionomía de Sevilla. Hablo de los naranjos, tan presentes en la historia de la ciudad.

Estamos tan acostumbrados a verlos que quizá haya cosas que no nos hemos planteado ¿Cómo llegaron a Sevilla? ¿Qué se hace con las naranjas que producen? Hoy os cuento cinco curiosidades sobre las famosas naranjas de Sevilla.

1- El origen del árbol del naranjo es chino, y fueron los romanos, quienes a través de sus viajes a la India por el Mar Rojo, las introdujeron en España. Sin embargo, su establecimiento definitivo como árbol ornamental se debió a los musulmanes, quienes lo usaron en los jardines de los patios de Al-Andalus.


2- Sevilla es la ciudad del mundo con más naranjos. En la actualidad hay contabilizados más de 40.000

3- Las naranja que producen estos árboles es amarga, no apta para su consumo directo, por lo que su producción se destina a la elaboración de mermeladas, perfumes o aceites. Con su corteza se aromatiza la ginebra Beefeater o el Cointreau.


4- El mayor consumidor de naranja amarga sevillana es el Reino Unido, de hecho, la “Seville Orange Marmelade” es un indispensable del desayuno inglés. Parece que el culpable de esta afición fue el Duque de Wellington, quien durante la guerra de la Independencia pasó por Sevilla y quedó entusiasmado con el característico aroma de la naranja sevillana. La misma reina Isabel II es una gran consumidora de esta mermelada (dice la tradición que la suya se elabora con las naranjas del Palacio de Dueñas).

5- Cada año se recogen 1,2 millones de kilos de naranjas en las calles de nuestra ciudad. Si quieres probar a elaborar tu propia mermelada al estilo inglés, solo tienes que hacerte con cuatro naranjas grandes, dos limones, agua y azúcar.


martes, 22 abril 2014

Más que lechugas, cestas de frutas y verduras ecológicas en Sevilla

por Laura Hojman

Esta joven empresa sevillana te ofrece cestas de frutas y verduras ecológicas y de temporada cada semana, procedentes de su propia huerta en Olivares.

Soy una gran consumidora de verdura (y una experta cocinera de platos vegetarianos, todo sea dicho). No es que sea vegetariana ni nada de eso, pero la verdad es que me encanta la verdura y todas las posibilidades de platos ricos que ofrece.

A falta de haber encontrado una buena frutería en mi barrio, a regañadientes tengo que comprarla en el supermercado, y esto muchas veces va en detrimento del sabor. Por eso estoy pensando seriamente en pasarme a las cestas ecológicas, como las que ofrece la empresa sevillana Más que lechugas.


Los creadores de este proyecto apostaron por el consumo de productos frescos de temporada y ecológicos. Para ello, alquilaron una huerta en Olivares en la que practican agricultura ecológica certificada, y cuyos productos ofrecen a los consumidores particulares así como a tiendas locales o restaurantes.

El resultado es que cada semana puedes tener una cesta de frutas y verduras ecológicas, llenas de sabor que van directamente desde la huerta a tu casa, sin intermediarios, lo cual hace que el precio también esté bastante bien.


El mecanismo es muy sencillo. Les mandas tu email y cada semana te escriben con los productos que llevarán las cestas. Puedes elegir entre la grande, de 16€ o la pequeña, de 10€. Cada cesta lleva frutas y verduras frescas de temporada. Si te interesa, haces el pedido y puedes recoger tu cesta en el punto de recogida que más te convenga, tienen varios en distintas zonas de la ciudad.

También tienes la opción de que te lo lleven directamente a tu casa en bicicleta a través de la empresa sevillana Envioz.


La verdad es que el precio me parece bastante razonable y me encanta la idea de poder tener productos frescos y ecológicos en casa cada semana. El hecho de no tener que comprometerte a adquirirla todas las semanas también es un buen punto a su favor. Así que lo dicho, me apunto a las cestas ecológicas.

En DolceCity Sevilla: Más que lechugas

lunes, 21 abril 2014

5 magníficos edificios de arquitectura contemporánea en Sevilla

por Laura Hojman

Hoy os hablo de cinco de mis edificios favoritos de arquitectura contemporánea (de la buena, que de la mala también los tenemos...) en nuestra ciudad.

Hoy me gustaría hablar de arquitectura contemporánea y de cómo esta, bien entendida, ha enriquecido nuestra ciudad a lo largo de los años. Digo lo de bien entendida, porque por desgracia, Sevilla también goza de algunos ejemplos de esta arquitectura contemporánea “mal entendida”.

Y no daré nombres, pero me refiero a esos edificios o esculturas gigantes que han sido proyectados sin tener en cuenta lo más mínimo su entorno, la historia de la ciudad o su usabilidad. Edificios que están aquí como bien podrían estarlo en Shangay o en Dubai, en los que prima el ego del arquitecto antes que la función primordial de la arquitectura, la creación de espacios “vivibles” que a su vez contribuyen al desarrollo de las ciudades enriqueciendo (que no ignorando) la personalidad de las mismas.

Por suerte, como digo, en Sevilla tenemos magníficos edificios que son un ejemplo de buena arquitectura contemporánea. Y hoy quiero hablaros de cinco de mis favoritos.

1- Edificio Helvetia, de Rafael Moneo

Quiero empezar con uno de mis arquitectos favoritos y con la que para mí, es su mejor obra en Sevilla, el edificio Helvetia. Este edificio, situado justo enfrente de la Torre del Oro, es un claro ejemplo de cómo la buena arquitectura puede integrarse perfectamente en un entorno histórico sin tener que sacrificar su lenguaje contemporáneo. Este edificio crea un diálogo perfecto con la Torre del Oro y la Giralda.


2- Seminario Diocesano, de Jose Antonio Carbajal

El bonito edificio del seminario es otro ejemplo de adaptación al entorno, y es que el extenso espacio que ocupa, hace que se encuentre con tres realidades muy diferentes entre sí: la zona residencial de la Palmera con sus chalets regionalistas, los edificios industriales de la Avenida de las Razas y el paso de tráfico de Cardenal Bueno Monreal. Lo extraordinario es que el arquitecto crea una solución coherente, funcional y perfectamente integrada para cada uno de estos contextos.


3- Biblioteca Pública Infanta Elena, de Antonio Cruz y Antonio Ortiz

Aunque exteriormente, este edificio me parece precioso, es el interior lo que hace que esté entre mis favoritos. Y es que es un espacio que nunca pierde de vista la función para la que fue concebido. Sus muros acristalados permiten una enorme entrada de luz natural, perfecta para la lectura. Estos muros aprovechan además la vegetación, tanto la exterior, como la del patio central, creando una sensación muy agradable a los usuarios. (A veces tienes la sensación de estar sentada en medio de un jardín).


4- Campus Palmas Altas, de Richard Rogers

Para empezar, me encantó la idea de poder tener un edificio en la ciudad de uno de los arquitectos de mi adorado Pompidou. Pero más allá de eso, este complejo es un hito de la arquitectura ecológica. El 66% de la energía que consume el campus es creada en sus propias instalaciones gracias a modernísimos sistemas que además reducen las emisiones de CO2 hasta en 1670 toneladas por año.

5- Pabellón de la Navegación, de Guillermo Vázquez Consuegra

Este pabellón construido para la Expo92 a la orilla del Guadalquivir era un homenaje a la historia y los avances de la técnica naval. En todo momento, el arquitecto nos transmite esta idea. Desde su interior con vigas curvadas de madera, que nos dan la sensación de estar dentro de la quilla de un barco, hasta sus lucernarios y miradores al río, protagonista de algunas de las más importantes expediciones navales de la historia.

miércoles, 16 abril 2014

5 terrazas para disfrutar del buen tiempo en Sevilla

por Laura Hojman

Tomar el sol junto al río, música en directo, pizzas caseras, vistas privilegiadas de la ciudad, Djs, cócteles... son algunas de las opciones que te ofrecen estas cinco terrazas sevillanas.

A veces pienso que los sevillanos somos un poco como los caracoles, cuando llegan los primeros días de sol de la primavera, nos lanzamos a la calle y las terrazas atraídos por una necesidad vital de disfrutar del buen tiempo y del aire libre.

La temporada de terrazas ya ha empezado oficialmente en Sevilla, y este puente (los que tengáis la suerte de hacerlo) es perfecto para disfrutar de algunas de las más agradables. Hoy os hablo de cinco de mis favoritas.

1- Muelle de Nueva York

Sin duda, es la terraza de moda. No hay más que pasar por este chiringuito del recién recuperado muelle de Nueva York para darse cuenta de su éxito. Copas, mucho chavaleo, música, tumbonas dando al río… Me recuerda un poco los chiringuitos de Tarifa, así que si encima tienes la sensación de estar de vacaciones, es un plus.


2- Garden

Justo al lado del Muelle de Nueva York, encontramos Garden, otra terraza muy parecida en la que además de copas puedes disfrutar de una carta de pizzas caseras, empanadas, ensaladas, así como batidos de frutas y cócteles. Todo ello con música en directo o sesiones de DJs.


3- Muelle Delicias

Continuando por la rivera del río, encontramos la terraza del Muelle de las Delicias, junto al recién inaugurado Container Art. El ambiente es bastante más tranquilo que el del Muelle de Nueva York y aquí lo que impera es la cervecita bien fría y las tapas caseras.


4- Capote

Un clásico como el Capote no podía faltar, y es que su ubicación privilegiada junto al puente de Triana y sobre el río hace que las tardes y las noches sean de lo más apetecibles. Sobre un suelo de césped artificial puedes optar por acomodarte en mesas, pufs o en sus escalinatas mientras disfrutas de una copa y buena música.


5- Roof

Dejando el río, la calle Trajano también nos ofrece una terraza con una propuesta nada desdeñable. Se trata de Roof, situado en la azotea del hotel Casa Romana, que ofrece buenas vistas, cócteles y una carta de platos elaborados y postres para almorzar o cenar.


martes, 15 abril 2014

Container Art, un nuevo centro cultural en el Puerto de Sevilla

por Laura Hojman

Un nuevo centro cultural situado en el Muelle de las Delicias y formado por contenedores del puerto, da la bienvenida a los visitantes que llegan en barco a la ciudad.

El otro día, hablando de la galería Espacio California, os contaba mi firme pensamiento acerca de la modernidad sevillana, y hoy, otra gran iniciativa me reafirma en este. Se trata de Container Art, un nuevo centro cultural situado en el Muelle de las Delicias y construido a partir de contenedores del puerto.

La idea ha partido de las galeristas y gestoras culturales Carmen Carmona y Verónica Álvarez, quienes tienen en propósito de dinamizar esta zona del muelle llevando una propuesta de cultura contemporánea.


Además, este espacio de 400 metros cuadrados, formado por contenedores desmontables y en el que ya se pueden contemplar las obras de renombrados artistas como Pepe Barragán o Manolo Cuervo, será lo primero que se encuentren los visitantes que lleguen a Sevilla en barco, ya que Container Art, está ubicado justo a la salida de la aduana.

Aunque el Arte Contemporáneo siempre tendrá un papel destacado, este centro cultural también contará con una programación de conciertos, charlas, presentaciones y otros eventos de índole cultural y lúdica que inviten al público a disfrutar del espacio.


A mí sin duda me parece una idea magnífica y conozco experiencias similares como la de AlCultura, otro centro cultural situado en el Puerto de Algeciras, también formado por contenedores y en el que cada año disfruto de conciertos, exposiciones y otras actividades.

Al igual que en el caso de Algeciras, el suelo en el que se ubica Container Art pertenece al puerto, quien de esta forma, colabora en crear un diálogo entre el patrimonio de la ciudad y la cultura contemporánea.


Solo por ver la originalidad del edificio, creado con contenedores desmontables que al mismo tiempo permiten la entrada de luz al espacio gracias a paneles acristalados, merece la pena una visita. Un ejemplo de arquitectura sostenible y coherente con el entorno.

En DolceCity Sevilla: Container Art
siguiente página »




Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >