viernes, 24 febrero 2017

Adiós cine Palafox, hola cines Yelmo en Madrid

por Jano Remesal

El cierre de una sala mítica de cine es siempre una mala noticia para los cinéfilos y madrileños en general, pero en este caso solo se trata de un lavado de cara.

En los últimos años cada dos por tres nos levantamos con la mala noticia del cierre de un cineo de una sala de teatro de esas que parece que lleven toda la vida en Madrid, muy cerca de los que vivimos en el centro, normalmente. Desde El Palacio de la Música hasta los Rex, pasando por tantas salas de la Gran Vía y de la zona centro. La última de estas terribles noticias era el cierre inmediato de los míticos cines Palafox.

Los Palafox llevaban más de 50 años y, aunque habían sufrido varias remodelaciones que hicieron más y más pequeño su aforo, seguía siendo uno de los más queridos. Pues bien, ahí van a seguir los cines, pero ahora no se llamarán Palafos, sino Yelmo.

Lo primero es confirmar que no se va a cerrar ninguna de sus múltiples salas, por lo que seguirán siendo posibles los eventos paralelos a los que nos tenía acostumbrados el Palafox, desde presentaciones hasta pases de prensa, pasando por supuesto por películas, su razón de ser.

También se confirma que la firma multinacional pretende que el antiguo Palafox se convierta en un referente para los estrenos. Sin duda ahí reside la buena noticia, pues la llegada de una empresa pujante asegura que puedan hacerse con los derechos de toda aquella película que tengamos que ver sí o sí.

En definitiva, un nuevo imprescindible de Madrid que siempre lo ha sido, pero ahora cambia de manos. Buenas noticias.

En DolceCity Madrid: Yelmo


miércoles, 22 febrero 2017

Aprende a hacer una paella con Madrid Gourmet Tours

por Jano Remesal

Aprender mientras te diviertes es lo que se llama un win-win en toda regla. Si además es aprendiendo algo con lo que luego vas a poder presumir, mejor que mejor.

En Madrid cada vez son más habituales las empresas que se dedican a organizar actividades de ocio diferente para grupos, tantas que combiene informarse antes para no llevarse un mal rato. Pues bien, si te informas, verás que esta empresa encabeza todos los rankings habidos y por haber. Por algo será, buen comienzo.

Aunque su catálogo de ofertas de risas y tardes entre amigos es amplísima, en esta ocasión nos centramos en una de las opciones más divertidas y más de moda también: aprender a cocinar.

La idea es juntarse un grupo de unas 10 personas (todas conocidas o uniéndote a otros) y pasar una tarde o mañana con un instructor, en este caso cocinero expermientado y buen profesor. Primero se ve el género y las recetas en un mercado, el mercado de Torrijos, para posteriormente poner en práctica lo visto manos a la obra. O mejor dicho, mano a los fogones, que de aquí hemos de salir cenados o comidos, según la hora.

Aunque el plato estrella es la paella, también aprendes a cocinar otros platos, siempre muy españoles y muy típicos, como por ejemplo la tortilla de patatas. Eso lo hace especialmente indicado para guiris, pero cualquiera con ganas de sorprender a la familia o a la pareja en la próxima ocasión debería probarlo.

El nivel de dificultad es mínimo, está pensado para gente que no tiene ni idea del tema, así que piénsate si es para ti, y si das el perfil, a cocinar.

En DolceCity Madrid: Madrid Gourmet Tours

viernes, 3 febrero 2017

Una noche en el Bingo Roma en Madrid

por Jano Remesal

Tentar a la suerte mientras se toma un gin tónico. O tentar a la suerte tras una buena cena. Un gran plan de fin de semana. Diversión más que asegurada.

Lo de ir al bingo puede parecer un plan de abuelas, y para qué engañarnos, la media de edad en cualquiera de los múltiples bingos de Madrid no es como para tirar cohetes, pero es una experiencia divertida que todo el mundo debería probar.

En este caso además el bingo se acompaña de muchos otros alicientes. Para empezar más juegos que simplemente el típico de las bolitas con números y el cantar línea o bingo. Desde tragaperras hasta otros juegos siempre de azar para tentar a la suerte (pero con cabeza y responsabilidad, por favor).

También una buena cena completa el plan. De precio asequible y calidad y variedad de nivel, es la mejor opción para ir calentando motores. Y entre cartón y cartón, una copa de calidad. Primeras marcas y precios asequibles para animarse aunque no toquen los numeritos.

Y es que a veces el bingo es simplemente la excusa para una noche de fiesta, pues hay música, ambiente y cocteleras, en lo que a veces parece más una discoteca que una sala de juego. Eso sí, por mucho que intentemos, lo normal es que perdamos dinero, la banca siempre gana.

Es buena opción ir cuando menos gente hay, más probabilidades de ganar aunque lógicamente menos bote, y en todo caso una opción recomendable para cenar con amigos y pasar una noche diferente… y quién sabe, quizá la noche nos salga gratis con las ganancias de alguno de los amigos.

En DolceCity Madrid: Bingo Roma

lunes, 16 enero 2017

Echar de menos el verano en el Roof Garden de Madrid

por Jano Remesal

Las azoteas de Madrid cada vez son más top. Lo mejor es ir haciéndose una lista para ir visitando todas en su mejor momento del año. Vete tomando nota.

Si al frío intenso le unes los recuerdos del verano puedes entrar en depresión. Pero si utilizas esa depresión invernal para ir planificando los must que debes visitar en cuando asome el sol, estos meses serán más llevaderos.

El hotel Emperador presume desde hace tiempo de tener una azotea muy bien utilizada. Una piscina al aire libre es el epicentro de un lugar de copas y relax durante el día, y de copas y risas al caer la tarde. De tamaño adecuado para el número de personas que suelen ir, y con total privacidad, se está poniendo cada vez más de moda.

El precio no es nada barato, como ocurre siempre en este tipo de sitios, tanto de las copas como de la entrada (si no estás alojado en el hotel, lógicamente), así que no es ni mucho  menos un plan para hacer a diario, pero sinceramente recomendamos una ruta por las azoteas de más nivel de la capital, y sin duda ésta estaría entre las más recomendables.

También tienen un menú elaborado en el propio hotel. La variedad no es tremenda, pero por precio merece la pena, pues es poco más que la ya muy cara entrada sin consumición. Lo de la entrada prohibitiva es la forma que tienen de que no se masifique, pero es un detalle acompañarlo de un menú de gran nivel por un precio asequible, y con horario amplio de cocina.

Es un gran plan para ir con amigos, para llevar a la familia de visita o en pareja. Vayamos tomando nota de lo bien que lo vamos a pasar en cuanto se vaya el frío.

En DolceCity Madrid: Roof Garden

miércoles, 4 enero 2017

De Madrid al cielo con Siempre en las nubes

por Jano Remesal

Ver Madrid desde las alturas montado en un globo terráqueo es una experiencia única, y menos cara de lo que todo el mundo piensa. Un momento diferente.

Volar en globo es una de las sensaciones únicas que uno puede experimentar. Esa sensación de libertad, de soltura, y esas vistas solo disponibles para pájaros, son momentos que no se olvidan. 

Normalmente nadie se lo plantea porque piensa que será carísimo, pero en Madrid hay posibilidad de vivir el momento por menos de lo que te cuesta una tele malilla, o un abrigo de marca.

Esta empresa es tan joven como dinámica. Eso les ha permitido desarrollar un modelo de negocio basado 100% en el cliente. Tú pides, y ellos lo hacen realidad. Desde rutas marcadas a sesiones de cocina con chef de nivelazo en el propio globo, pasando por viajes en grupo, cheques regalo o incluso libros sobre este arte de volar en globo.

No es barato, claro está, pero desde unos 150 euros se pueden hacer cosas realmente bonitas, y además puedes directamente apuntarte para cuando haya un hueco que te llamen, y así te salga más económico. Lógicamente siempre dependerá de la climatología y demás avatares, pero la experiencia es placentera, relajada y muy enriquecedora, incluso si lo haces con completos desconocidos. Por ejemplo es una gran idea para regalo en plan paquetes de viajes que luego a quien regalas se hace su propio plan, o también para dar una sorpresa a amigos o pareja un día concreto, pues las fechas disponibles son muchas.

Ellos dicen que venden billetes a la aventura, y si es verdad eso de que de Madrid al cielo, no deben estar tan desencaminados.

En DolceCity Madrid: Siempre en las nubes

siguiente página »