viernes, 12 mayo 2017

Juegos de rol y escapismo que te hacen pensar con The Rombo Code Madrid

por Jano Remesal

Te metes en una historia e intentas desvelar el enigma que te proponen. Tan simple como adictivo, sobre todo si compites con otros grupos de amigos y contra el reloj.

Empecemos por especificar que hablamos de The Rombo Code Madrid porque al parecer hay más de un The Rombo Code, y lo aquí comentado sólo aplica para este lugar, pues en este tipo de sitios es imposible estandarizar, depende mucho del lugar, el empleado que te atienda...

Esto del escapismo es aún novedoso (juegos Escape Room) así que mejor explicarlo de primeras: te meten en una habitación llena de pìstas y juegos de lógica ocultos, y tienes un tiempo concreto para ir desvelando juego a juego, pista a pista, para escapar de la habitación mientras resuelves un enigma basado en una historia concreta.

En este caso el juego se trataba del capítulo que le falta al Quijote, el cual había que hallar y salir a tiempo del "museo Cervantes" antes de que el vigilante volviera de su descanso y nos pillara con las manos en la masa. Una veintena larga de acertijos, propuestas lógicas, juegos visuales, etc después, fuimos capaces de salir victoriosos de la habitación con el preciado capítulo debajo del brazo. No dejan hacer fotos ni vídeos de la habitación, para mantener el secreto.

Y digo victoriosos porque este lugar añade un plus a la experiencia: competir contra otros grupos. Te dividen en 2-3 grupos diferentes y el que salga antes (las historias son iguales), gana. Sin duda mucho más divertido que luchar solo contra el cronómetro (tienes una hora máximo para salir). Te van dando pistas si las pides, pero lo suyo es solo hacer uso de ello cuando estés totalmente atascado, pues sino se pierde la esencia del juego.

La trama es inteligente, el equipo de empleados muy amable y competente y el precio muy razonable. Si no has probado aún el escapismo, gran opción.

En DolceCity Madrid: The Rombo Code Madrid


lunes, 8 mayo 2017

Sentirse como en África en pleno centro de España con Safari Madrid

por Jano Remesal

No es necesario coger un avión e irse al otro lado del mundo para ver jirafas, rinocerontes y demás animales típicos de la sabana africana. Y muy de cerca.

Los safaris por África son uno de esos viajes que todos tenemos en la mente para hacer algún día, pero que normalmente por lo carísimos que salen no terminados de hacer nunca. Ahora ya hay alternativa para bolsillos estrechos.

La idea es tan simple como propone el nombre del lugar: su safari en Madrid. Vas metido en un coche, te dan zanahorias para que atraigas a los animales desde las ventanillas y te pasean por todo un recinto enorme en el que irás viendo aparecer todo tipo de animales. Lo animales además se te acercarán al máximo para poder comer de esa rica zanahoria.

Además hay que aclarar que estos animales exóticos son prevenientes de tráfico ilegal de animales a escala internacional, son animales llegados a España en condiciones irregulares. Es decir, aquí no se ha traído a ningún animal a posta para hacer dinero sacándolo de su habitat natural. Los animales permanecen aquí cuidados hasta que se aclara su situación y pueden ser repatriados a sus países de origen o toman el camino administrativo más conveniente según la ley.

Los precios no son baratos, la verdad, sobre todo si venimos en familia, pero merece la pena por lo original que es, y porque de alguna manera así además contribuimos a la lucha contra los ilícitos en esta materia, o al menos contribuimos a la buena vida de los animales que han sido objeto de tráfico ilegal con destino España.

Jirafas, rinocerontes, cebras, elefantes, todo tipo de felinos, reptiles enormes e incluso una zona de aves rapaces donde incluso los más peques pueden acercarse a la naturaleza viva más lejana, y a la vez más apetecible de ver y de tocar.

En DolceCity Madrid: Safari Madrid

viernes, 5 mayo 2017

Family Thyssen acerca el arte a los niños en Madrid

por Jano Remesal

Una visita guiada pensada especialmente para los más pequeños, y además en inglés. Matas tres pájaros de un tiro: aprenden arte, practican inglés y se divierten.

Dicen los que saben sobre educación infantil que el arte debe formar parte de la niñez sí o sí. Despierta nuestros sentidos, incluido el sentido crítico, y además si desde pequeños convivimos con lo artístico, seguro que de mayores seremos unos artistas.

El Museo Thyssen Bornemizsa está de acuerdo con eso, y lanza un montón de actividades para niños constantemente. Lo mejor es estar atentos a su web, cuando menos te lo esperes puede surgir un planazo con niños. En este caso además juntan planazo educativo, planazo de idiomas y planazo de risas en general.

La idea es hacer una visita guiada íntegramente en inglés (con un nivel de inglés adaptado a los niños, que con el nivel que hoy traen del cole les será suficiente). Se explican los cuadros, se debate sobre los autores, se cuentan anécdotas... la intención es que los más pequeños se metan en el papel de guías de sus propios padres y participen de la actividad, para nada es una de esas visitas guiadas aburridas de los colegios. Lo organiza el museo junto con la agencia de viajes y tiempo libre Pangea.

Es de seis a doce años, y aunque acabad de terminar una sesión de visitas, seguro que dentro de poco se abre de nuevo la inscripción para una nueva temporada. La duración aproximada es de una hora y media, y al menos hasta ahora eran por la mañana, a media mañana, sin mucho madrugón que estamos en fin de semana.

Tanto los padres como los niños participan, se crea un ambiente de colegueo entre todos porque los guías son especialistas no sólo en lo que explican, sino en explicarlo.

En DolceCity Madrid: Family Thyssen

miércoles, 3 mayo 2017

Comida casera recién hecha a domicilio con Wetaca en Madrid

por Jano Remesal

No tener que cocinar siempre es una buena noticia, pero también es una buena noticia comer bien todos los días. Ahora ambas cosas son compatibles. Y baratas.

El ritmo de vida moderno es difícilmente compatible con llevar una dieta sana y equilibrada. O nos falta tiempo para cocinarnos en casa y tenemos que gastarnos demasiado dinero para comer bien fuera, o simplemente no sabemos cocinar y también tenemos que gastarnos ese dineral. Pero ahora hay solución, una gran solución.

La idea es tan buena como simple: cada semana presentan un menú con unos 15-20 platos, tanto platos principales como postres. Tú eliges lo que quieres (antes del miércoles), pagas vía web y antes del lunes siguiente tendrás en tu casa todo lo que has pedido listo para consumirlo durante esa próxima semana.

No te llegan congelados, sino en frío y al vacío, por lo que puedes consumir los platos durante hasta una semana (es esa la idea) o congelarlos si no sabes si realmente vas a comerte todo durante esos siguientes días. La cadena de frío está garantizada desde que lo cocinan hasta que llega a tu casa.

Las opciones son variadas y sabrosas: todas las semanas tienen pollo o similares, carnes rojas, alguna legumbre, un par de pescados, arroces y pastas, algo de verdura y postres tanto de dulce capricho como saludables. Además se renuevan, por lo que puede ser incluso una gran idea para comer a diario durante largas temporadas.

Prometen que con uno de sus platos come una persona en plan plato único, por lo que se puede comer una semana entera por unos 30 euros. Precios imbatibles si tenemos en cuenta que un menú del día en Madrid rara vez baja de los 10 euros.

¿Cómo no se le había ocurrido a nadie antes?

En DolceCity Madrid: Wetaca

viernes, 28 abril 2017

Comer como en casa en el Bar América de Madrid

por Jano Remesal

Encontrar un lugar donde siempre te den de comer bien y a buen precio no tiene precio. Y suele ocurrir que esos sitios no son famosos, son casi un secreto.

El término comida casera está manido, es quizá el término culinario utilizado más a la ligera que existe. Y además en su nombre se hacen auténticas barbaridades entre fogones. Por ello, cuando encuentres un bar que de verdad sirva tapas y raciones caseras, no lo dejes escapar. Como por ejemplo este Bar América.

Como América es un nombre más que habitual para un bar (hay nombres que se repiten mil veces cuando uno ve la lista de bares de una ciudad) en este caso Bar forma parte de su nombre, como si lo llevaran con orgullo. Así lo distinguimos por ejemplo del Café América, en la avenida de América y que poco tiene que ver con este bar.

El menú del día es famoso en toda la zona, porque cuesta menos de 10 euros y porque es variado pero contundente, y sobre todo casero, muy casero. También son muy recomendables sus tortillas de patatas para llevar. Te las hacen seguro aunque se la pidas con un par de horas de antelación, y te la llevas en un plato que luego le devolverás, así de trato cercano se gastan. Los precios son ajustados y los parroquianos habituales, lo que suele significar que es un lugar de fiar.

Además es un lugar recomendable para otras cosas típicas de un bar de barrio como ver el fútbol, desayunar (tienen horario de prácticamente todo el día, directamente) o simplemente tomar una cerveza con amigos. Es pequeño y no está realmente decorado, no tiene extravagancias en la cocina ni ofrece nada del otro mundo, pero cumple los requisitos imprescindibles para poder ser llamado bar, y para poder decir bien algo que sus productos son caseros. Con eso basta.

En DolceCity Madrid: Bar América

« página anterior | siguiente página »