Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Puedes obtener información más detallada al respecto aquí


  

viernes, 23 junio 2017

Un manitas para todo en Madrid con Fontaneros Chamberí

por Jano Remesal

Atascos, humedades en baños, roturas de tuberías... los problemas de fontanería que aparecen y desaparecen pueden ser miles, por lo que mejor tener a mano un profesional de confianza.

La de fontanero es una de esa profesiones, oficios más bien, que uno siempre quisiera tener cerca. Tener un marido, un hermano, un suegro o lo que sea fontanero te ahorra mucho dinero en arreglos. Pero no todo el mundo puede tenerlo a mano, así que mejor buscarse uno de confianza cerca.

La idea de esta empresa es reunir a un buen número de profesionales del tema para abarcar una zona concreta, en este caso Chamberí, y así proporcionar todo tipo de servicios de fontanería a los ciudadanos del lugar sin necesidad de que éstos tengan que ir a ninguna tienda física. Llamas, te dan cita, van a tu casa y lo solucionan. Fácil y sencillo.

La calidad está asegurada, si bien lógicamente dependerá del profesional concreto que te toque tal día. La limpieza también, al menos hasta donde yo puedo opinar, y los precios no son mayores por dar ese servicio de atención online y telefónica. Los precios de la fontanería siempre parecen elevados para lo que hacen, pero es que más caro es no llamar al fontanero, al menos a la larga.

Hacen todo tipo de chapuzas, desde pequeños arreglos tipo desatascar una ducha, hasta obras mayores tipo abrir tuberías. Tienen todo tipo de material disponible, incluso un camión que desplazan donde haga falta para arreglar lo que haga falta.

En definitiva, una idea moderna y cómoda en un sector que no suele ser ni moderno ni cómodo, y que sin duda facilita la labor de tener nuestra casa a punto en cualquier momento y situación. No se pierde nada por llamar.

En DolceCity Madrid: Fontaneros Chamberí


lunes, 19 junio 2017

Cocina de mercado en pleno Chamberí gracias a Candeli en Madrid

por Jano Remesal

Ir al mercado es una sana costumbre que cada vez tenemos menos en casa, y también cada vez menos en los restaurantes. Y es una pena, porque asegura sabor, calidad y salud en el plato.

Buena carne, mejor pesacado, fruta del día y verdura variada. Así de simple puede ser la buena cocina. Simplemente hay que ir al mercado todos los días, hacerse con los mejores productos y luego tratarlos con cariño.

Esa es la idea de este restaurante decorado de forma exquisita, bonito en una palabra, pero que tiene lo mejor donde no lo ve el cliente, en la cocina. Carta amplia que va variando según necesidades, recetas tradicionales con presentaciones cuidadas y un toque de relación personal con los dueños y cocineros.

Steak tartar, buñuelos de bacalao... casi me atrevería a recomendar cualquier cosa de la amplia carta, porque dudo mucho de que nada de lo que ofrecen vaya a decepcionar. Además es un lugar de pescados, cosa no tan habitual en la zona.

Además hay que añadir, ojo, que la zona es top. Es una gran idea tanto para terminar la sobremesa como para iniciar al afterwork, pues de esta calle nadie se va sin tomarse una cerveza de más, ni una de menos.

Mucho mejor, si se puede porque suele estar de bote en bote, comer en la entrada, pues es la zona más amplia. A medida que entramos en el local, nada amplio como suele suceder en todos los locales de la calle Ponzano, se va estrechando hasta hacer difícil comer sin enterarte de la conversación del de al lado. De hecho lo mejor es reservar y pedir la mesa en esa zona, así nos aseguramos que la comida irá perfecta.

En DolceCity Madrid: Candeli

viernes, 16 junio 2017

Lo último de Ponzano en Madrid se llama La Carpintería

por Jano Remesal

Trato amable, algo no siempre fácil de encontrar en Ponzano, tapas elaboradas y muy sabrosas y cerveza bien fría. Nada puede salir mal en este nuevo bar.

Poner un bar en calle Ponzano es a la vez un valor seguro y una apuesta arriesgada. Por un lado tienes la clientela casi asegurada desde el día 1, aunque solo sea porque estás en la zona de moda de la ciudad, pero por otro lado la competencia es tan feroz que muchos bares de la zona apenas duran unos meses antes de tener que echar la persiana porque alrededor hay mucho y muy bueno. Por eso aplaudimos cualquier nueva iniciativa, sea cual sea.

Y si además es un local con trato tan amable como éste, mejor que mejor. A partir de una sonrisa en la cara y buenos modales se come mejor, eso es así. La gente se ve que tiene ganas de agradar, y aunque el local es pequeño no sa sensación de agobio por el buen ambiente que se respira.

A la hora de comer, es un poco lo de siempre pero con toques de modernez. Hay croquetas, patatas con cosas, tartar... los pinchos rondan los 5 euros y las raciones los doce. Los ingredientes siempre son de primera y muy de temporada, o al menos eso pretenden.

Lo del nombre del establecimiento es simplemente un guiño original al tipo de negocio que ocupó este local tiempo atrás, más allá de referencias en los nombres de los platos y la decoración, no hay nada que haga pensar que estás en una carpintería, no preocuparse.

Tienen tele, pero realmente no es un sitio típico de ver fútbol, sino de picotear algo rápido de bar en bar. La carta es más cárnica que de pescado, las luces desde mi punto de vista son un poco inquietantes para un bar de estas características, y en ocasiones las sillas se juntan unas con otras. Son nimiedades, nada que no permita pasar una gran tarde-noche en Ponzano.

En DolceCity Madrid: La Carpintería de Ponzano

miércoles, 14 junio 2017

Todo tipo de productos bio para cuidar la salud y el medio ambiente en supermercado Bio c'Bon en Madrid

por Jano Remesal

Comer sano y cuidar el entorno a la vez no tiene por qué ser carísimo. Al menos eso intenta demostrar este supermercado en plena zona financiera de Madrid.

En plena zona de finanzas de Madrid, a un paso de la Castellana y del Bernabéu, tenemos el que es posiblemente el supermercado ecológico con mejor relación calidad-precio de todo Madrid, y eso que hay competencia.

La sección de frutas es muy completa, la de frutos secos una maravilla, y también la de envasados de todo tipo. También tiene una amplia sección de productos de higiene y limpieza, todo con origen y trazabilidad más que limpio.

También tienen una pequeña sección de preparados con todo tipo de sandwiches y platos preparados para calentar y comer, así como una gran variedad de bebidas ecológicas de todo tipo al punto perfecto de frío.

Aquí abogan por el cuidado del medio ambiente y también del cuerpo, por lo que los componentes puramente naturales, sin aditivos ni químicos extraños están a la orden del día.

Lo malo de este tipo de sitios suele ser el precio, y en este caso no es una excepción. Es más caro que un supermercado al uso para productos iguales, pero la diferencia es mucho mayor que en otros locales ecológicos al ser Bio c'Bon una franquicia, aprovecharse así de las economáis de escala.

Un consejo que sí se les puede dar es que echen un ojo al nombre del establecimiento, porque el hecho de intercalar un apóstrofe hace bastante difícil de encontrar en medios electrónicos, y da muchos errores a la hora de publicitarlo.

En DolceCity Madrid: Bio c'Bon

lunes, 12 junio 2017

Las mejores tartas de la calle Ponzano se sirven en Rebel Cafe en Madrid

por Jano Remesal

A Ponzano quizá le faltaba un gran sitio de cosas dulces. Ya lo tiene. Nuevo, con mucha luz y acogedor, la variedad de tartas te hará imposible no repetir visita.

Ponzano es tan famoso en el mundillo gastronómico de la ciudad, que hasta tiene su propio hashtag triunfando en redes sociales: #ponzaning. Pero es cierto que eso era sólo para el tema de salados y copas, y digo era porque ya no lo es. Ahora también es un imprescindible a la hora de comer algo dulce.

Es nuevo, está en una esquina hasta hace poco ocupada por una pescadería, por lo que al que no venga mucho por Ponzano le puede chocar el cambio, pero es que en Ponzano los negocios cierran y abren constantemente, en un abrir y cerrar de ojos. El local es bonito, austerio, de madera y con mesas bajas y sillas muy cómodas, de esas que invitan a pasar un rato largo.

El horario también es muy bueno por extenso, abren sobre las 8 de la mañana y no cierran hasta las 10 de la noche, aproximadamente. Eso permite que sea un buen sitio para desayunar y merendar, pero incluso para comer o cenar algo rápido, o tomar algo de beber a cualquier hora. Y todo casero, ojo.

Pero por lo que de verdad creo que va a coger fama es por sus tartas. Están en un mostrador junto al escaparate, por lo que se te empieza a caer la baba ya antes de entrar. Las hay de chocolate, bizcocho, carrot cake... la variedad es siempre alta, con al menos 4 o 5 diferentes en todo momento. Tengo entendido que irán cambiando, pero como mi línea no me permite ir a diario, no puedo corroborarlo. La tarta de zanahoria para mí es la mejor, jugosa y con mucho sabor. Además las porciones son generosas, salen bien merendado. Si lo acompañas con un zumo de naranja natural, mejor que mejor.

El trato es amable y como no es aún muy conocido siempre está bien de gente, sin agobios. Una nueva forma de disfrutar Ponzano, en plan dulce.

En DolceCity Madrid: Rebel Cafe

siguiente página »