viernes, 9 diciembre 2016

Vuelve a ser un niño en Rivasmax Park Madrid

por Jano Remesal

Jugar como cuando éramos niños es muy sano, pero mejor hacerlo en un lugar pensado para quitarnos muchos años de encima entre risas. Olvídate de todo.

Seguro que tú también recuerdas tu época de niño con nostalgia, incluso con envidia. Esas tardes en las que en lo único que tenías que pensar era en ser feliz, en divertirte jugando. Pues eso es lo que nos propone este curioso lugar: jugar.

Antes de nada aclarar que este lugar también está pensado para niños, es decir, puedes llevar a tus hijos cualquier día y pasar con ellos una mañana divertida, o una tarde en familia. Pero en lo que nos vamos a centrar es en el plan para adultos.

Estos planes incluyen un picoteo (cena ligera, en plan desenfadado, pizzas, embutido, sándwiches…), un par de horas de juegos y bebida (ligera, cervezas y similares) en una noche de volver a tu infancia. La cosa empieza sobre las 9, así que termina en la hora perfecta para irte a tomar unas copas con el subidón, una noche diferente sin duda.

Los juegos son los de toda la vida en los parques infantiles: piscina de bolas, pintacaras, toboganes, camas elásticas… pero además estarán supervisados y guiados por guías expertos para que surjan juegos, piques, retos entre diferentes grupos, etc.

Lo mejor es que no solo puedes pasar un día memorable con tus amigos, sino que además seguro que conocerás nueva gente, pues el rollo consiste en estar siempre en grupo, tanto cenando como jugando. Lo primero que has de hacer si te decides a venir es dejar la vergüenza en el coche.

En DolceCity Madrid: Rivasmax Park


lunes, 5 diciembre 2016

Bacoa Sol tiene, posiblemente, las mejores hamburguesas de Madrid

por Jano Remesal

Las hamburgueserías están de moda. Pero mejor buscar una que ponga hamburguesas de verdad, no de esas que parecen de plástico colorido. Que las hay, pero hay que buscarlas.

A medio camino entre la comida rápida y la comida de autor, ahí debemos situar a esta mini franquicia presente (al menos) en Barcelona y Madrid. En concreto hablo de la sede que está junto a la Puerta del Sol de Madrid, pero no creo que varíe mucho entre unas y otras.

Un punto a favor es que dentro de que aquí se viene a comer hamburguesas y punto, hay variedad. Asturiana, japonesa… muy internacional y con toques diferentes. Y siempre acompañadas de unas patatas que, sinceramente, son mejorables.

El rollo es desenfadado, joven, para no estar mucho tiempo. Servilletas de papel, kétchup y mostaza a granel si te apetece… es como una franquicia de comida rápida de esas que hay miles por todo el mundo, pero con un toque local que lo hace más auténtico.

Otros detalles que se agradecen son el precio, pues no es nada caro para un sector que se ha puesto por las nubes al estar tan de moda y estar este lugar además en pleno centro, y el punto de la carne. En otro sitios te la pasan sí o sí, porque tienen tiempos establecidos para hacer los platos. Aquí no. Si es poco hecha es poco hecha, y si es muy hecha, es muy hecha. Con cualquiera de ellas te vas a pringar los dedos, eso sí.

Un detalle más importante de lo que parece por la zona en la que está (zona de carteristas) son los asientos antirrobo, que son básicamente sillas con compartimento bajo el culo para guardar tus cosas personales. Es como tener un guardarropa gratis y junto a ti. Pero cuidado no te olvides luego las cosas ahí dentro…

En DolceCity Madrid: Bacoa Sol

viernes, 2 diciembre 2016

Espectáculo de magia y comida casera en Eiffel en Madrid

por Jano Remesal

Ya sólo asistir a un espectáculo de magia es un gran plan. También lo es una buena cena a base de recetas caseras. Si unimos ambas opciones, la noche es perfecta.

El concepto cena + espectáculo todo en uno, es decir, en el mismo sitio y pagando un solo ticket, está cada vez más de moda tanto en Madrid como en otras ciudades. Lo hay para todos los públicos y para todos los bolsillos, y en este caso digamos que es un plan para bolsillos normalitos, sin alardes. Las cenas con espectáculo son solo los viernes, así que mejor reservar con antelación.

Por lo tanto hablamos de un plan doble. En primer lugar, la cena (o comida si vas cualquier otro día). El trato es espectacular, merece la pena irse hasta una zona poco céntrica de Madrid como esta para ser tratado como siempre debería ser tratado un cliente. Se adaptan a lo que pides, son atentos y cercanos. 

Y a la hora de hincar el diente, la cosa sigue bien. La variedad es grande y todos los platos reconocibles, desde entrantes tipo croquetas hasta pescados tipo merluza o carnes tipo solomillo. Es un sitio para ir con hambre, pues las raciones son generosas y las recetas contundentes, de toda la vida. Se nota que lo acaban de hacer todo, y eso no es tan normal hoy en día.

Como segundo plato, por así decirlo, la magia. Se trata de un espectáculo de magia de cercanía, de esa que parece no tener ni trampa ni cartón por lo cerca que está el público y lo sorprendente de los trucos. Es magia de toda la vida, de la que te deja con la boca abierta sin grandes artificios ni artilugios.

En definitiva, el sitio merece la pena por ambos planes, pero sobre todo por la comida, pues es casera 100% y el trato inmejorable. El espectáculo de magia es un plus, pero evidentemente solo como espectáculo de magia los hay mejores en la capital.

En DolceCity Madrid: Eiffel

lunes, 28 noviembre 2016

Trajes a medida con precios a medida en Suitrox en Madrid

por Jano Remesal

Hacerse un traje a medida no tiene por qué ser caro. Además permite elegir exactamente aquello que quieres llevar tanto a trabajar, como a un evento especial.

Hace un tiempo decidí que ya era hora de tener un traje a medida para ocasiones especiales. Me puse a mirar precios y se me quitaron las ganas. Uno se pregunta si de verdad es necesario pagar esas millonadas por una chaqueta y un pantalón a tu medida, si de verdad está justificado.

Seamos sinceros, en muchas sastrerías, sobre todo del barrio de Salamanca y zona Centro, te hacen muy buenos trajes, elegantes y de calidad, pero cuestan demasiado. En muchas sastrerías te cobran la zona, la tradición, el nombre, o que te pongan un café mientras te pruebas tu traje. En definitiva, cosas accesorias.

Lo importante de verdad en lo que a hacerse un traje a medida se refiere son tres cosas: tiempo, que lo hagan en un plazo razonable y no te lo cambien. Calidad: que las telas sean buenas porque sin buen material no hay buen traje. Y acabados: no todo el mundo sabe coser bien, incluso siendo profesionales del tema. En Suitrox se cumplen las 3 condiciones. Y además a un precio mucho más asequible que en otras sastrerías de la capital.

Hacen de todo, no sólo trajes de corbata. Camisas, ropa femenina de todo tipo, arreglos, modificaciones de ropa de cualquier clase… simplemente pide lo que quieres, y ella te lo hace. Y digo ella porque lo lleva Roxana, una modista de primera calidad que además hace de cada visita a su tienda una experiencia. Conversación, trato humano, preocupación por el cliente… también esto hace la diferencia.

Anímate a hacerte algo a medida, verás cómo sienta la ropa cuando ha sido pensada en exclusiva para ser puesta sobre tus hombros. Decídete.

En DolceCity Madrid: Suitrox

viernes, 25 noviembre 2016

El restaurante más futbolero de Madrid es Panenka

por Jano Remesal

Un lugar donde ver el fútbol en compañía de amigos y cervezas, pero también quedarse a cenar y tomar las primeras copas de la noche. Lo que surja, vamos.

En Madrid hay mil y un sitios donde ver el fútbol. Pero sinceramente, la mayoría no son apetecibles más que para esas dos horas del fútbol y luego salir de allí. No es que tengan nada de malo, pero son ruidosos, se come regular y el calor y la suciedad postpartido suelen aconsejar cambiar de sitio. No es el caso.

Panenka intenta elevar el bar futbolero a otra categoría. Primero poniéndolo en un lugar único. Cerca del Bernabéu pero alejado de los aledaños, en un lugar futbolero pero no excesivamente. Se trata de sentir el ambiente, pero que el ambiente no nos coma.

Segundo, con los ambientes. Aunque evidentemente hay pantallas y se puede ver deporte casi cuando quieras, hay otros lugares como la terraza o la zona de la barra acristalada pensadas más bien para el afterwork, para empezar la noche o para comer o cenar en buena compañía. Haya o no fútbol. De hecho hay también dj en directo cuando cae la noche, haciendo de cada velada una sesión diferente.

Y por último, también con la carta. Aunque hay guiños futboleros tanto en el colorido con en el nombre de los platos, la variedad es similar a la de cualquier restaurante de la zona. Producto de temporada y elaboraciones cuidadas, nada de la típica tapa rápida de bar de fútbol que solo busca empapar las cervezas. Las pizzas, por ejemplo, poco tienen que ver con esas como precocinadas que ponen en las tabernas.

En definitiva, si vas buscando el bar de fútbol de toda la vida, este no es tu sitio, no tiene ese encanto decadente, pero si buscas un sitio moderno, agradable y diferente para ver el fútbol y luego lo que surja, pruébalo.

En DolceCity Madrid: Panenka

siguiente página »