miércoles, 18 enero 2017

Tomar algo de tranqui en el Invernadero de Salvador Bachiller en Madrid

por Jano Remesal

Desde un brunch hasta las primeras copas del fin de semana. Todo en un ambiente relajado y que te transporta en mitad de la naturaleza sin salir de la ciudad.

Cada vez estás más de moda que tiendas de productos de todo tipo se animen a dar algo más, a ofrecer una experiencia de ocio completo aprovechando el tirón de su marca. Es lo que llaman flahship store y consiste básicamente en dotar de un ambiente distinguido a productos de comida y bebida envolviéndolos en la imagen corporativa de la marca en cuestión.

Eso es lo que ha hecho en los últimos tiempos Salvador Bachiller con distintos espacios en la capital. Uno de ello, pero no el único, es el Invernadero de Salvador Bachiller, o Invernadero SB. 

Es quizá el más completo de todos, pues viene a presentarse como un gastrobar. Es decir, que podemos beber pero también comer en sus instalaciones. Abre desde media mañana para dar brunchs a eso de las 11, hasta bien entrada la noche para poder tomarnos las primeras copas en su interior. Entre medias, comer, cenar o merendar, siempre a nuestra disposición.

El ambiente, como su propio nombre indica, imita a un invernadero lleno de plantas exuberantes y especies vegetales poco habituales. No es agobiante, pero sí es cierto que a veces puede abrumar un poco la cantidad de plantas a nuestro alrededor, además de que evidentemente algo de humedad siempre producen.

Zumos variados, batidos de moda, tapas de autor y copas de calidad llenan el día a día en un local diferente, original. La luz tenue hace que apetezca prolongar la estancia, es un lugar tranquilo pensado para una charla amigable o una reunión tranquila con amigos. Los precios son medios considerando la zona en la que está.

En DolceCity Madrid: Invernadero de Salvador Bachiller


lunes, 16 enero 2017

Echar de menos el verano en el Roof Garden de Madrid

por Jano Remesal

Las azoteas de Madrid cada vez son más top. Lo mejor es ir haciéndose una lista para ir visitando todas en su mejor momento del año. Vete tomando nota.

Si al frío intenso le unes los recuerdos del verano puedes entrar en depresión. Pero si utilizas esa depresión invernal para ir planificando los must que debes visitar en cuando asome el sol, estos meses serán más llevaderos.

El hotel Emperador presume desde hace tiempo de tener una azotea muy bien utilizada. Una piscina al aire libre es el epicentro de un lugar de copas y relax durante el día, y de copas y risas al caer la tarde. De tamaño adecuado para el número de personas que suelen ir, y con total privacidad, se está poniendo cada vez más de moda.

El precio no es nada barato, como ocurre siempre en este tipo de sitios, tanto de las copas como de la entrada (si no estás alojado en el hotel, lógicamente), así que no es ni mucho  menos un plan para hacer a diario, pero sinceramente recomendamos una ruta por las azoteas de más nivel de la capital, y sin duda ésta estaría entre las más recomendables.

También tienen un menú elaborado en el propio hotel. La variedad no es tremenda, pero por precio merece la pena, pues es poco más que la ya muy cara entrada sin consumición. Lo de la entrada prohibitiva es la forma que tienen de que no se masifique, pero es un detalle acompañarlo de un menú de gran nivel por un precio asequible, y con horario amplio de cocina.

Es un gran plan para ir con amigos, para llevar a la familia de visita o en pareja. Vayamos tomando nota de lo bien que lo vamos a pasar en cuanto se vaya el frío.

En DolceCity Madrid: Roof Garden

viernes, 13 enero 2017

Relajarse en Madrid con Wellness Boutique Experience

por Jano Remesal

Todo en un spa debería estar pensado para el relax absoluto, y además estar dirigido por expertos en relajarte. Aquí un buen ejemplo que está triunfando.

Nada más entrar en este bastante nuevo espacio de relajación y salud, como se llaman ahora los spa, te entrará una sensación de tranquilidad. Su recibidor, amplio, con tonos claros y muy silencioso, está perfectamente estudiado para que tu experiencia de salud empiece ahí mismo. Te dan ganas de quedarte a vivir, vamos.

Una vez dentro, te recibirán en una sala especial un equipo de profesionales con prestigio en la materia que te asesorarán sobre lo que más te conviene dentro de tus posibilidades y su amplia oferta. Porque esa es la otra clave de un spa, la oferta. Hay lugares que con un par de masajes y una clase de nosequé asiático te despachan, aquí hay decenas de tratamientos y variantes de todo tipo, tanto de salud como de belleza.

Las clases de yoga son un clásico, como lo son los masajes drenantes o relajantes, pero hay otros muchos secretos que probablemente desconozcas y que te pueden venir muy bien. Y si puede ser supervisado por un personal trainer, mucho mejor. Ya sea en pequeños grupos o de forma individual, permiten contratar a un asesor personal que te acompañará en todo momento, haciéndote más fácil y placentera la visita.

También tienen los socorridos bonos regalo, que pueden ser personalizados previamente o simplemente una cantidad que luego la persona a la que se le regala puede convertir en uno u otro tratamiento según le apetezca.

Buena temperatura, olores agradables, colores relajantes, trato cercano, silencio… relax y más relax.

En DolceCity Madrid: Wellness Butique Experience

lunes, 9 enero 2017

Sesiones de fotos para embarazadas, parejas o books profesionales con Urban Studio Photo 8 en Madrid

por Jano Remesal

Inmortalizar momentos únicos siempre es una gran idea, sobre todo cuando el profesional crea a tu alrededor un ambiente agradable, cercano, que hace que saques lo mejor de ti.

Las sesiones de fotos cada vez están más de moda, sobre todo porque lo más in parece ser las prebodas y las postbodas. A esos momentos cumbre se les suman los embarazos, las fotos de familia cuando el peque es aún bebé, las despedidas de soltera con ganas de recordar el momento…

También se pueden hacer, por supuesto, books de fotos con carácter profesional, para gente que de una u otra manera vive de su imagen (modelos, etc). En todo caso, lo mejor es buscar un profesional que nos lo ponga fácil, que sepa dirigirnos en la sesión, pues no a todo el mundo le resulta fácil ponerse delande una cámara durante mucho tiempo.

En concreto este estudio ofrece todo eso, trato cercano pero a la vez profesional, y además con precios que suelen estar muy bien por descuentos o promociones varias. Sin esas promociones el precio sube, pero es que deberíamos desconfiar de fotógrafos que venden sus servicios por cuatro duros, pues normalmente o han ahorrado en formación, o han ahorrado en equipo, y ambas cosas se notan en el resultado final.

También puede ser una gran opción para regalo, pero en ese caso mejor asegurarse de que a quien se lo regalemos le guste posar… una vez que sepamos eso, el fotógrafo se adaptará a lo que le pida la estrella de la sesión. Y en el centro de Madrid, nada de irte al otro lado del mundo para tener un recuerdo bonito.

En DolceCity Madrid: Urban Studio Photo 8

miércoles, 4 enero 2017

De Madrid al cielo con Siempre en las nubes

por Jano Remesal

Ver Madrid desde las alturas montado en un globo terráqueo es una experiencia única, y menos cara de lo que todo el mundo piensa. Un momento diferente.

Volar en globo es una de las sensaciones únicas que uno puede experimentar. Esa sensación de libertad, de soltura, y esas vistas solo disponibles para pájaros, son momentos que no se olvidan. 

Normalmente nadie se lo plantea porque piensa que será carísimo, pero en Madrid hay posibilidad de vivir el momento por menos de lo que te cuesta una tele malilla, o un abrigo de marca.

Esta empresa es tan joven como dinámica. Eso les ha permitido desarrollar un modelo de negocio basado 100% en el cliente. Tú pides, y ellos lo hacen realidad. Desde rutas marcadas a sesiones de cocina con chef de nivelazo en el propio globo, pasando por viajes en grupo, cheques regalo o incluso libros sobre este arte de volar en globo.

No es barato, claro está, pero desde unos 150 euros se pueden hacer cosas realmente bonitas, y además puedes directamente apuntarte para cuando haya un hueco que te llamen, y así te salga más económico. Lógicamente siempre dependerá de la climatología y demás avatares, pero la experiencia es placentera, relajada y muy enriquecedora, incluso si lo haces con completos desconocidos. Por ejemplo es una gran idea para regalo en plan paquetes de viajes que luego a quien regalas se hace su propio plan, o también para dar una sorpresa a amigos o pareja un día concreto, pues las fechas disponibles son muchas.

Ellos dicen que venden billetes a la aventura, y si es verdad eso de que de Madrid al cielo, no deben estar tan desencaminados.

En DolceCity Madrid: Siempre en las nubes

siguiente página »