miércoles, 23 abril 2014

The Burger Lab en Madrid: Hamburguesas de cebra, canguro y jabalí con unas patatas espectaculares

por Juan Rodríguez

The Burger Lab es una de las hamburgueserías más originales de Madrid. Su oferta de carnes exóticas incluye bisonte, camello, jabalí y muchas más. Con cada burger, unas patatas fritas notabilísimas.

The Burger Lab ha sido una feliz aparición en mi vida. Por mucho que intente comer sano, que lo intento (y en muchas ocasiones hasta lo consigo), a mí me tira mucho una buena hamburguesaza. Es decir, ocho días después de estar comiendo pescaditos hervidos, ensaladas “variadas” y fruta a tutiplén, me sale una vocecilla del estómago clamando por algo más rotundo: “Hamburgueeeesaaaaaaa”. Y no me queda otra que atender sus (mis) deseos. Si a ti también te tiran las hamburguesas y (dato importante) TE GUSTA EXPERIMENTAR MIENTRAS COMES, tienes que venir a The Burger Lab.


El nombre de esta hamburguesería está muy bien escogido, porque en su cocina hacen experimentos (todos muy ricos) que aplican directamente a las hamburguesas. Y es que aquí podrás probar burgers de distintas carnes, a cual más exótica: de cebra, de canguro, de jabalí, de bisonte, de camello… claro que también tienen la de ternera de toda la vida de Dios y hasta una de tofu para los vegetarianos pero, ya que estamos aquí, let´s go wild!


Yo me pedí una de cebra con lechuga, queso provolone, tomates secados al sol, cebolla caramelizada y reducción de vinagre balsámico. Estaba riquísima, el sabor de la carne es fuerte pero sin pasarnos y sola, sin aderezos, notablemente distinto a la ternera; pero como digo, todo el pack da como resultado una hamburguesa muy recomendable.


Mi novia optó por la de jabalí con queso cheddar rojo, cebolla, una salsa alioli y no sé cuántas cosas más que también estaba rica pero quizá no tan memorable como la mía. Ambas venían acompañadas de unas patatas fritas en las que merece la pena que nos detengamos. Grandecitas y gorditas, crujientes por fuera y tiernas por dentro, con un corte original y con un punto correctísimo de sal ya desde la cocina... Muy buenas. De las mejores que me he encontrado acompañando a una hamburguesa.

Este lugar puede ser una buena alternativa al Zombie Bar, sobre todo si prefieres algo un poco más calmado. Tengo pendiente volver para meterle mano a alguno de sus entrantes o postres y, por supuesto, para probar otra de esas carnes exóticas. Ah, el pan es elaborado artesanalmente por ellos mismos. Está rico, pero muy lejos aún del maravilloso que ponen en Buns o el tiernísimo de The Good Burger.

PD. ¡Su menú para llevar (burger, patatas y refresco) por 5 euritos es para no pensárselo!

En DolceCity Madrid: The Burger Lab



Ver Galería: 6 imágenes »

martes, 22 abril 2014

Juan Raro en Madrid: Comidas y cafés en lo más nuevo de Lavapiés

por Juan Rodríguez

Juan Raro acaba de abrir su local en Madrid y de raro no tiene nada: aquí encontrarás platos muy apetecibles (cocina moderna), menús a buen precio y un sitio de diseño muy interesante.

Qué buen cafelito nos tomamos mi amiga Marieta y yo el otro día en Juan Raro. Sí, sí, Juan Raro, así se llama un nuevo local que abrió sus puertas hace bien poquito en Lavapiés y que da de todo un poco: desde esa comida rica a precios asequibles hasta esa caña con tapa pasando por un rico café, un picoteo en la terraza, lo que quieras… Ellos mismos se definen interrogándose por su propia naturaleza: ¿Taberna? ¿Bar? ¿Restaurante? ¿Café? Todo a la vez.


El sitio es pequeño pero no demasiado, espacioso pero sin pasarnos. Aunque eso sí, cuenta con un techo altísimo del que cuelga, y esto no me lo invento, un columpio. ¿Qué tal eso como diseño moderno, eh? A mí me encantó. Además, tiene unas paredes así como de ladrillo, con fotos expuestas; sillas cada una de su padre y de su madre y unas lamparitas-bombillas que caen desde lo alto considerablemente cautivadoras. El sitio, para tomarse un café mirando al tendido, es estupendo.


Como digo, solo nos tomamos un café con leche, pero la comida tiene una pinta estupenda. O si no, a ver qué pinta os parece a vosotros que tienen cosas como un tataki de atún con ensalada de judías verdes y mayonesa de curry; crema de lombarda; milhojas de queso y tomate al orégano; lentejas con matanza; lubina rellena de mousse de mejillones; pastel tibio de verduras con vinagreta, etc.


Tienen un menú diario por 10 euros con su primero, su segundo, su bebida y su postre. Una alternativa (más barata) a otros sitios cercanos con mucha fama pero que a lo mejor luego no responden tan bien a la hora de la comida.


También tienen una cosa que es el “huevo poché” y que yo conocía como huevo escalfado y que me hacían mucho mis tías y mi abuela en el pueblo. Hace tanto que no lo como que me apetece venir aquí a por él. O a probar su terracita. Lo que está claro es que volveré.

En DolceCity Madrid: Juan Raro

lunes, 21 abril 2014

Café Molar en Madrid: Libros y discos en la espumita de tu café

por Juan Rodríguez

Café Molar es uno de esos cafés con personalidad que una vez descubres se convierte en habitual: cafetería, librería con presentaciones de novelas y cómics, tienda de discos... de todo.

Café Molar es una cafetería muy chula que invita a tomarse un café, leerse un cómic o, aún mejor, mantener una buena conversación con un amigo (si le quitas el wifi al móvil, mejor). De entrada, este local cuenta con un escaparate que invita al buen rollo; dibujos que alegran los cristales y te anticipan un lugar para el relax. Cuando entras compruebas que es una cafetería espaciosa con música de fondo (de la que acompaña y no molesta) que incita a la charla o a perderse entre sus libros y cómics, que están a la venta por si te quieres llevar alguno.


A parte de tomar tu cafetito de media tarde con un trozo de la tarta más rica (o caña con tapita), te puedes seguir endulzando con una buena selección de vinilos que harán las delicias de los más melómanos. Pero si lo tuyo son las bolsas de telas colgadas al hombro y las chapitas con lemas chulos para tu solapa, aquí también podrás encontrar una gran oferta en la materia. ¡Parecía solo una cafetería y te vas a ir con un par de bolsas como si salieras de El Corte Inglés!


En la parte de abajo del local suelen tener exposiciones de pintura bastante moderna y una exhibición de muebles antiguos o curiosos que a veces parece la continuación del Rastro (que, por cierto, se sitúa a escasos metros de aquí todos los domingos). Además, celebran muy a menudo presentaciones y charlas sobre libros y cómics mayormente independientes y generalmente apasionantes.


Como último apunte, quiero decir que los camareros de Café Molar son muy atentos y serviciales, y esto hay que destacarlo porque así da gusto dejarte caer por estos lares molares. Los de una cafetería-librería-tienda de discos con mucha personalidad y que merece mucho la pena visitar a menudo.

En DolceCity Madrid:
Café Molar



Ver Galería: 4 imágenes »

jueves, 17 abril 2014

Plaza de España: Una de mis plazas favoritas de Madrid (pese a los edificios abandonados de alrededor...)

por Juan Rodríguez

La Plaza de España es una de las plazas más conocidas y, desde luego, mejor ubicadas de Madrid. Desde aquí parten calles vitales en la vida de la ciudad como Gran Vía y Princesa.

La Plaza de España, con sus casi 37.000 metros cuadrados, es uno de los sitios de referencia en Madrid. Quizá, para los madrileños, sea más un sitio donde quedar con alguien que uno donde darse un paseo, pero te aseguramos que se pueden hacer las dos cosas, y la segunda muy ricamente.


Yo propongo una comida en el chino clandestino y luego, con la panza llena, subir a la superficie y darse un paseíto por la Plaza para bajar la comida y disfrutar de una de las plazas con más historia de Madrid. Luego, si quieres, puedes encaminarte a uno de los cines de la Plaza de los Cubos; o bien (y este es uno de mis planes favoritos) poner rumo a la cercana Librería Ocho y Medio y picotear entre alguno de sus guiones originales de películas (¿os podéis creer que “Pretty Woman” originalmente se titulaba “Three thousand”? Lo que descubre uno curioseando cajones…)


La situación de la Plaza de España, que antiguamente se denominaba Plaza de San Marcial, es sencillamente fantástica, ya que indica el final o el principio de la Gran Vía (según la subas o la bajes), y el comienzo de las calles Princesa y la Cuesta de San Vicente. Yo recomiendo esta plaza como remanso de paz donde estirar las piernas y donde, por qué no, tomarse el sandwichito a la hora del “lunch” del trabajo (aunque quizá esa sea una costumbre más propia de otras tierras).


El jardín de la Plaza tiene una fuente dedicada a Cervantes y, en concreto, a sus dos personajes más universalmente conocidos: Don Quijote y Sancho Panza. ¿Os podéis creer que hay una casi idéntica en Bruselas? Podéis leer el porqué de este curioso dato pinchando aquí. Píldora histórica rápida: Esto antes era un huerto que se regaba con agua del arroyo de Leganitos, que nacía en la fuente de los Caños. ¡Qué cierto es eso de que “antes todo esto era campo”!


Por cierto, me ha encantado esta parte de la descripción de la Plaza en la Wikipedia (ver pantallazo debajo), en la que afirma algo para negarlo entre paréntesis, es muy curioso… ¿se estará refiriendo al chino clandestino? ;-)


PD. Me parece genial que la Plaza siga sin ser invadida por tiendas o comercios, tan solo puntualmente por ferias de artesanía o similares.


PD 2. Saliendo desde Plaza España tienes dos paseos bonitos a los Jardines de Sabatini o la recientemente abierta Doblecrema Café.

En DolceCity Madrid: Plaza de España



Ver Galería: 8 imágenes »

miércoles, 16 abril 2014

Herbolario Navarro: El supermercado ecológico más potente de Madrid

por Juan Rodríguez

¿Tienes ganas de empezar a comer un poquito más sano? En Herbolario Navarro tienen una de las mejores ofertas de alimentación ecológica y productos de herboristería de Madrid.

Herbolario Navarro es el supermercado de productos orgánicos, sanos y ecológicos más potente que se ha abierto en Madrid en los últimos tiempos. Se trata de un auténtico centro de peregrinación para todos aquellos que se dediquen a comer 100% sano (algo realmente difícil en una ciudad donde en la mayoría de bares te ponen unas tapas bien majas con cada caña) o que, como es mi caso, intentamos comer un poquito más sano cada día.


Este sitio viene de Valencia y me parece a mí que se va a establecer en Madrid como un sitio de referencia en su campo, su despliegue de productos de alimentación ecológica y de herboristería es sencillamente espectacular. Herbolario Navarro cuenta con marca propia (se llama como la tienda) y otras como Bio Cesta, Condonyer y March, Green Sun y Terra Verde.


Y, como decimos, ofrecen DE TODO: Cereales, crema de almendra, galletas de chocolate, copos de avena (con estos me hago yo unos boles de porridge con frutitas y miel que no se los salta Gervasio Deferr), pastas de té, hamburguesas de espinacas y algas, hamburguesas de zanahoria (estas están MUY RICAS)...


... Sigue la cosa, no os creáis, que si fideos de espelta, mezcla de arroces salvajes, galletas de sésamo, espaguetis de espelta y de kamut, tejas de coco, frascos de conservas (de los de tapa dura de pelar), frutos secos, caramelos y cafés especiales… en fin, un nuevo mundo en el que merece mucho la pena incursionar.


Hay productos de macrobiótica, sin gluten, de belleza y para el hogar. La tienda es muy grande (una de las más grandes que yo he visto en Madrid de este tipo) y podéis perder la noción del tiempo si no vais con una idea clara de lo que queréis comprar… lo que se ha llamado de toda la vida una “lista de la compra”. De una compra sana. Quizá sea el principio de una gran amistad.

En DolceCity Madrid: Herbolario Navarro



Ver Galería: 6 imágenes »
siguiente página »




Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >