viernes, 25 julio 2014

La mejor terraza de Madrid: Terraza de La Casa Encendida

por Juan Rodríguez

Hace calor, ¿eh? Si ya no sabes dónde meterte para combatir los poderosos rayos del sol, he aquí una terraza que, literalmente, salvará tu verano. Cine, conciertos, copazos y vistas, claro.

Música, cine, airecito y unas vistas espectaculares, esas son las armas de La Terraza de La Casa Encendida para: 1) Combatir el calor; 2) Entretenernos en estos meses de bochornazo y sudores; y 3) Haberse convertido en una de las mejores, si no la mejor, terraza de verano de Madrid.


Cócteles, helados artesanales, cerveza Brabante y hasta smoothies
(que el otro día me enteré por un amigo yanqui de que llevo toda la vida pronunciándolo mal, no se dice “esmúzi”, sino “esmúdi”, con la “d” ligeramente distorsionada… una cosa rara) podrás degustar en una de las terrazas más “in” de Madrid. Y lo es porque aquí se está de fábula: el espacio es más reducido que el de otras terrazas de la capital, pero está todo muy bien aprovechado y dispuesto. Y tengo que decir que esa combinación de azules me parece maravillosa y le da un aspecto fresco y muy veraniego (este año se denomina “Disoronno Terrace” y ha sido diseñada por Pablo Limón).


Además de lo bien que luce La Terraza de LCE, no se quedan en el look: aquí organizan unas actividades riquísimas y culturalmente muy estimulantes. Cada sábado a las 21:30 ponen una película, y el ciclo es muy loco: desde rarezas de Jean-Luc Godard (“Masculin Fémenin”) hasta comedias teenagers de los 80 dirigidas por Howard Deutch (su hijita está ahora dándolo todo en películas 100% adolescentes como “Vampire Academy”). Además, tienen programadas varias conferencias y actividades en redes sociales con el tema de la adolescencia como eje central. Al igual que la terraza: desenfadado y divertido.


Y para los domingos han montado una cosa denominada “Soundays”, que consiste en un concierto a las 8 de la tarde del cada último día de la semana. Nombres: Adam Harper, Perera Elsewhere, Stargate (que es italiano y hace trance, aunque se llame como una película delirante que mezclaba alienígenas con egipcios… esto no me lo invento).


Los horarios de La Terraza de LCE son un poquito peculiares, así que si esto lo imprimes o te lo apuntas en una chuleta seguro que no lo lamentas: abre de lunes a miércoles de 4.30 de la tarde a 9.45 de la noche; mientras que de jueves a domingo el horario cambia: de 12 de la mañana a 10.15 de la noche.

También te puede interesar: Las 5 terrazas con mejores vistas de Madrid

Fotos: La Casa Encendida

En DolceCity Madrid: La Terraza de La Casa Encendida

jueves, 24 julio 2014

The Barros Bar: ¿Las mejores tapas en cazuelitas de Madrid?

por Juan Rodríguez

The Barros Bar aumenta la oferta de restaurantes del Centro Comercial La Vaguada con su atrevida propuesta de tapas en cazuelitas ("barritos"), hamburguesas, pescados, carnes... de todo.

The Barros Bar ha llegado al Centro Comercial La Vaguada y yo lo celebro. No solo porque el sitio esté bien, que lo está (y mucho), sino porque suelo ir a este centro comercial y siempre es interesante ver nuevos sitios por allí: el "Barros" se suma así a las incorporaciones más recientes del lugar en lo que a restauración se refiere como La Mafia, Tommy Mel's, La Sureña y mi adorado The Good Burger.


¿En qué consiste la oferta gastronómica de Barros? Pues ni más ni menos que en un poco de todo. Su plato estrella son sus tapas, en cazuelitas de barro o no. Tienen desde calamares a la romana hasta croquetas de boletus, pasando por tablas de matanza (morcón y morcilla ibéricos, sobrasada y panecillos... esto muy "light" no es), palomitas de pollo con crujiente de kikos y miel (de estas probé unas con salsa de curry riquísimas en Le Cocó) o tortas de queso.


Pero además, tienen carnes, pescados, desayunos, meriendas, vinos, cervezas... Una amplia oferta que vale para cualquier momento del día y que es ideal para esos momentos en los que no tengas muy claro dónde ir a comer. El local, además, tiene unas hamburguesas muy hermosas y muy a tener en cuenta:

De bacon y queso, la especial de la casa con queso gorgonzola, rúcula y cebolla caramelizada; la de queso filadelfia y cebolla deshidratada, la de pollo rebozado con bacon y queso; o la de aritos de cebolla y salsa barbacoa (salsa que a mí, personalmente, está empezando a cansarme... o, al menos, me cansa que casi nunca la encuentre casera). Todas vienen con lechuga y tomate. Pero si tu hambre es una cosa monstruosa, ¿por qué no te atreves con la XXL? Son 400 gramos de buey que harían temblar al más pintado... o gozar.

Fotos: The Barros Bar


En DolceCity Madrid: The Barros Bar en La Vaguada

miércoles, 23 julio 2014

Jardín Príncipe de Anglona: el rincón secreto de Plaza de la Paja en Madrid

por Juan Rodríguez

El Jardín del Príncipe de Anglona es uno de esos sitios escondidos, secretos y con ese puntito mágico que nos reserva Madrid como sorpresa. Lleva toda la vida con nosotros pero muy pocos lo conocen...

Tan escondido está este Jardín, tan recóndito es él, que muy poca gente lo conoce. De entre mis amigos madrileños lo conocen un total de... cero. A ver si con este post se animan, como todos los que estéis leyendo esto y no tengáis el gusto. Os aseguro que es una verdadera gozada eso de plantarse en la Plaza de la Paja (donde seguro que habéis estado cientos de veces) y buscar un rincón secreto... ¡hasta encontrarlo! El Jardín del Príncipe de Anglona es un sitio precioso, desconocido y, por supuesto, cargado de secretos.


Este jardín de entre 500 y 800 metros cuadrados (no lo he medido, amigos, y las distintas fuentes consultadas no se ponen de acuerdo) tiene un trazado de estilo neoclásico y está pegadito al Palacio de Anglona. Lleva con nosotros desde el siglo XVIII, si bien fue renovado al comienzo del siglo XX (aunque manteniendo la estructura original -si no está roto, no lo arregles-).


Para pasear por él, tan solo tienes que situarte entre la calle Segovia y la Plaza de la Paja. Es allí donde un terraplén artificial evita el desnivel que hay entre las mencionadas calle y plaza. El jarcindito, modesto pero con un encanto indudable, está ahí, uno diría que a la vista... pero por lo que sea, nuestros pasos nunca nos dirigieron hasta allí.


El Jardín del Príncipe de Anglona consta de una estupenda fuente central de granito en torno a la cual está estructurado el jardín. Sin embargo, lo más bonito para mí es el paseo con pérgola y rosaleda. Es decir, un paseíto enmarcado por una estructura de metal sobre la cual se enzarzan unos rosales bien hermosos.


Con sus banquitos y su estructura cerrada es un sitio maravilloso para descansar en pleno centro y para, por qué no, lo que estamos haciendo con nuestras vida (a mí esto me hace mucha falta). En verano abre de 10 de la mañana a 10 de la noche. En invierno, de 10 de la mañana a 6 de la tarde.

Fotos: Viaggiareliberi, Stay, V. Tourist


En DolceCity Madrid: Jardín del Príncipe de Anglona

martes, 22 julio 2014

Taberna Moderna en Madrid: Pescaíto frito en sitio de diseño

por Juan Rodríguez

En la Taberna Moderna, un local situado cerca del Retiro, podrás disfrutar de suculentas tapas y raciones del mejor "pescaíto frito": gambas de Huelva, cazón, calamares, y mucho más.

Taberna Moderna es una sitio de pescaíto frito con diseño… modernito. El sitio está francamente bien y es una alternativa a otros lugares de tapeo porque se centra en ese pescaíto que a mí, en verano, me parece imprescindible (será porque de pequeño pasaba los meses de calor en Andalucía o por lo que sea, pero para mí no hay mejor forma de combatir el calor que con una cervecita y un buen plato de pescaíto frito en una terracita… sí, todo debe ser usando el diminutivo).


Pero vayamos al grano, ¿qué clase de pescaíto frito tenemos en esta Taberna Moderna? Pues cucuruchos de papel de periódico (falso papel de periódico, o sea, de diseño -¿se atreverá algún negocio, alguna vez, a usar papel de periódico real para hacer un cucurucho de papel-), con lo que tú quieras: gambitas blancas de Huelva, boqueroncillos, cazón (ese cazón que me vuele loco) o calamares.


Si el pescado frito y/o rebozado no es lo tuyo (yo tengo amigos que no lo pueden ni ver) puedes optar por cosas menos especializadas y diferentes, al menos en la zona donde se ubica el local, como arroces, callos o rabo de toro estofado. Las tapas y raciones están todas muy bien surtidas y creo que existe un equilibrio muy acertado entre el precio, la calidad y la cantidad de las mismas.


Uno de los puntos fuertes de este sitio es su decoración, colorida, elegante y… sí, moderna. Ya desde fuera se ve que por dentro tiene que molar y así es: sillas muy llamativas de distintos colores, pizarras gigantes en las paredes, pósters, y cierto aire juvenil que no queda mal. Además, cuenta con una buena terraza y, al estar situado en una zona tranquilita, se pueden pasar unas noches muy agradables al fresco.


Cerca de aquí tenéis un par de sitios de los que hemos hablado recientemente: la Librería Retiro, donde encontraréis varias joyitas en forma de libro antiguo y de segunda mano; y Diverbikes, el sitio de bicis originales para pasear por el Retiro.

Fotos: Taberna Moderna


En DolceCity Madrid: Taberna Moderna

lunes, 21 julio 2014

Conoce el Retiro de Madrid a bordo de una Diverbike

por Juan Rodríguez

Si quieres darte una vuelta por el Retiro, ¿por qué no hacerlo de una forma original y alquilar un kart de dos plazas o una bici familiar? En Diverbikes tienen los medios de transporte más divertidos.

¿Alguna vez te ha apetecido darte una vuelta por el Retiro pero te has venido abajo al ver el calorazo que hace? Y claro, eso lleva a sudar como un pollo, y luego te pones a pensar en lo grande que es el Retiro y qué bien se está con el airecito en casa y… adiós muy buenas a la idea de pasear por el Retiro. Bueno, pues, ¿por qué no lo enfocamos de otra forma? ¿Y si en vez de patearnos el Retiro nos lo recorremos sobre ruedas? Pero no en bici, no; en una “diverbike”.


Las diverbikes son varias, de distintos precios y tamaños (ahora entramos en materia), pero lo más importante es, como su propio nombre indica, que son divertidas. O al menos lo pretenden. Tienen la tienda justo en frente del Retiro, para que puedas usar tu medio de transporte ipso facto (hombre, también te las puedes llevar por Goya, pero digo yo que te vas a manejar mejor en el verde).


Entre los distintos vehículos que puedes alquilar en Diverbikes mi favorito es el kart para adulto de dos plazas, que encuentro el más indicado si quieres ir “de tranqui” con un amigo o pareja.


Tienen más: bicis de paseo, triciclos para niños, bicis familiares de cuatro plazas, y mucho más. Las tarifas de alquiler son por una hora (se puede ampliar llamándoles por teléfono, no hace falta ir de vuelta con el cacharro para ampliar el tiempo).


Es importante aclarar por dónde pueden circular las Diverbikes por el Retiro: no por cualquier parte del parque a lo loco, cual John McClane en un taxi atravesando Central Park, no; al tratarse de bicis de paseo solo puedes circular por las zonas asfaltadas y por el carril bici (olvídate de pisar una sola brizna de hierba).

En DolceCity Madrid:
Diverbikes
siguiente página »




Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >