viernes, 3 julio 2015

Descubre la comida nikkei en Kena en Madrid

por Jano Remesal

Donde Perú se encuentra con Japón, reza el lema de este restaurante nuevo pero ya con fama de casi perfecto. Rico y de sabores diferentes a los que estás acostumbrado.

La primera vez que me hablaron de la comida nikkei pensé que me estaban tomando el pelo: ¿peruano pero japonés a la vez? No sabía casi nada de la comida peruana, pero no me sonaba para nada parecida al sushi y los makis, típicos de Japón, así que no entendía nada. Con el tiempo fui comprendiendo que Perú no está tan lejos de Japón y que han tenido mucha influencia el uno en el otro, pero sobre todo Japón en Perú, por lo que que haya una cocina que una ambas tradiciones culinarias no es tan raro. Y es muy rica.


Este tipo de cocina es bastante peculiar, requiere buen producto, mucha sabiduría en los fogones y aunque no es muy elaborada desde el punto de vista del tiempo y las cosas que hay que hacer, sí necesita técnica y mucha experiencia. Por eso no es fácil encontrar restaurantes nikkei, mucho más difícil encontrarlos buenos de verdad, y ya si buscas bueno y barato, casi despídete. Kena no es barato, pero tampoco mucho más caros que restaurantes normalitos a los que se va sin darse cuenta, así que sin duda merece la pena.


Hay que decir que detrás de este restaurante no hay un cualquiera, está Luis Arévalo, uno de los gurús a nivel mundial de este tipo de cocina. Eso ya es una garantía, como es una garantía su cuidado local, muy agradable y con mucho espacio, nada de oir la conversación del de al lado. Pero sobre todo, lo que es de 10 es la comida. Es algo así como japonés más duro, más potente en cuanto a la cocina que lleva detrás. Por ejemplo su última gran idea es el kushi, una especie de makis y brochetas con toques latinos pero muy japoneses a la vez que se sirven los lunes. También muy afamada su carta de cócteles, entre los que hay varios que quizá sólo podáis probar aquí, como el chiclano.


Un restaurante que en apenas un año aparece en la lista de los imprescindibles de todos los periódicos, revistas de cocina y webs de opinión, es porque merece la pena. Eso sí, no esperéis ir un fin de semana si no habéis reservado antes. Imposible ni aunque pidáis hora para las 11 de la noche. Entre semana hay menos ambiente, pero más sillas libres (pocas).

En DolceCity Madrid: Kena

lunes, 29 junio 2015

Manda a tu hijo a un campamento en verano con Aventurama en Madrid

por Jano Remesal

Todos los veranos pasa lo mismo: ¿qué hago con los niños? Haz lo que ellos te piden, mándalos a un campamento. Pero no uno cualquiera, ojo, que hay muchos y no todos iguales.

Los verano son para disfrutar, pero para disfrutar toda la familia, y seamos serios, no siempre se disfruta en familia, o para ser más precisos, no siempre hay que disfrutar en familia. Desde toda la vida, a los niños se les manda al campamento y así ellos tan contentos, y los padres tan libres para hacer lo que quieran, o para no hacer nada.


Aventurama lo sabe bien, y por eso llevan tiempo organizando planes para los menores. Los planes estrella son los campamentos, que lo entiende como una activida lúdica, sólo faltaba, pero también educativa. Tienen varios modelos, de contacto con la naturaleza, de convivencia, de aprendizajes temáticos, y también para todas las edades tempranas, que no es plan de poner al menor con el mayor: artístico, equitación y multiaventura están ahora mismo en cartel.

Lo mejor de esta empresa es que tiene todas las garantías, pues a esto de los campamentos y demás actividades para gente joven se dedica mucha gente, y mucha de ella sin permisos, saber ni nada que se le parezca. Y claro, acaba en desastre, o al menos en sustos. También tienen la opción urbana, que yo siempre he pensado que lo de contacto con la naturaleza está muy bien pero hay niños alérgicos o que simplemente odian el verde y no hay porqué marginarles.


También ofrecen actividades todo el año de menor duración, como amenizaciones de fiestas, encuentros temáticos, piragüismo y otros deportes no habituales. Pero terminando por donde empezamos, lo mejor es que nos da una opción a la medida de nuestro calendario para poder disfrutar de los días libres en la compañía que queramos, sin preocuparnos de a ver qué hacemos mañana con el niño. Si no existieran, habría que inventarlos.

En DolceCity Madrid: Aventurama

viernes, 26 junio 2015

Soluciones perfectas para fiestas y eventos en Madrid con Ananda Catering

por Jano Remesal

Con el buen tiempo lleva la temporada alta de eventos varios, desde despedidas de soltero hasta bodas, pasando por cumpleaños, fiestas en la piscina y demás saraos. Pide que te lo den todo hecho.

Cuando viene el buen tiempo, todo el mundo parece tener algo que celebrar. Tú también. Yo he probado o al menos visto muchas modalidades: bar, hacienda, restaurante típico, caro, barato... Y al final nada, nada, se adapta a tu gusto cien por cien. Por eso os cuento lo más parecido que he conocido a la hora de hacer lo que quieras en un evento: un catering. Pero de calidad, ojo.


Lo mejor de Ananda es que te hacen de todo, desde llevarte comida a la oficina si no has tenido tiempo de cocinarte, hasta organizarte un vino español, un cumpleaños, una boda... Y ojo, también te cocinan en casa. Esta última opción es buenísima. Si tienes una buena cocina y un buen salón pero no te apetece cocinar, simplemente diles que vayan a tu casa, ellos te hacen la compra, llevan si les hace falta algún utensilio y te lo sirven perfectamente justo cómo y dónde quieras. Además siempre se caracterizan por intentar sanos y ricos a la vez, un triunfo en toda regla. El libro de recetas de su web, aún empezando, puede dar fe de ello.

Si lo que necesitas más que un evento es una colaboración a largo plazo, también puedes contar con ellos. Son especialistas en dar un aire nuevo a la cocina de colegios, residencias y demás lugares en donde coma mucha gente. Pero esta opción ya más bien depende del bolsillo de cada uno, claro, que quizá un servicio deluxe para todos los días es demasiado...

El último de sus servicios, que no le he probado porque lógicamente pasan desapercibidos, son los stands y ferias de todo tipo. Consiste en que si tienes que patrocinar un producto, ellos lo realzan, o si tienes que amenizar un stand, ellos se encargan de que todo el mundo coma y beba perfectamente.

En DolceCity Madrid: Ananda Catering

miércoles, 24 junio 2015

Volver a ser un niño en el Teatro de Títeres del Parque del Retiro en Madrid

por Jano Remesal

Hay planes que parecen pensados para niños, pero en realidad son disfrutables a todas las edades. Dejarse llevar siempre es divertido, a los 8 o a los 80 años.

Admítelo: tú también has ido a planes con tus hijos, nietos, sobrinos, hijos del amigo, llámalo X como una excusa para hacer un plan que realmente a quien le apetecía era a ti. Si es que todos llevamos un niño dentro nos guste o no, y sale a la menor ocasión. Los títeres son el claro ejemplo. Son divertidos para cualquier edad, y de hecho en el Retiro, con las funciones que hacen los del proyecto/asociación cultural Titirilandia en el llamado Teatro de Títeres, suele haber más mayores que pequeños, o al menos en el mismo número. Eso sí, todos dicen que van a acompañando a un peque, nada de admitir que en realidad nos gusta volver a ilusionarnos con la magia de las marionetas.


En concreto, en este teatro se dan funciones al caer la tarde, normalmente en sábado o domingo y a cargo de diferentes compañías, por lo que se puede ir más de una vez, nunca serán los mismos títeres y nunca será la misma función, siempre habrá algo nuevo que aprender y algo nuevo con lo que reír, pero siempre de mucha calidad. Todas las compañías que pasan por el Retiro tienen nivel más que suficiente para hacerte pasar un buen rato, y doy fe de que lo consiguen.


La variedad de registros de los títeres es sorprendente, los hay cómicos, los hay dramáticos, los hay de fábula o ciencia ficción... Pero siempre con el denominador común de que quien los ve, quiere repetir. Muy a menudo el espectáculo suele ir acompañado de cuentacuentos, si bien ya digo que no es un cartel como tal, no es algo temporal, sino que es un proyecto asentado en el teatro del Retiro y por donde pasa de todo y todo bueno. De hecho es una asociación que no sólo está en el Retiro, sino por toda España, así que conviene no perderle la pista. No hace falta ir muy pronto, sitio hay siempre, si bien sí es aconsejable ponerse lo más cerca posible del espectáculo, pues así se aprecia mejor la dificultad y laboriosidad de esta forma de entretener más viena que el Tebeo, pero igual de divertida ayer y hoy.

En DolceCity Madrid: Teatro de títeres del Retiro

lunes, 22 junio 2015

Las mejores vistas veraniegas de Madrid desde la Terraza Cibeles

por Jano Remesal

De Madrid al cielo, dicen, pero quizá habría que decir mejor de sus terrazas al cielo. Ahora que el sol aprieta, hay que buscar las vistas más refrescantes.

Hay quien todavía lo llama Palacio de Comunicaciones, hay quien lo llama Palacio de Correos, parece que ahora se impone Palacio de Cibeles... lo que está claro es su ubicación, en la plaza de Cibeles, y sobre todo que tiene una de las mejores terrazas de la capital.


Ya es mundialmente famoso su restaurante, en las plantas intermedias del palacete, de alta cocina y, para qué negarlo, bastante caro. Su variedad de platos al menos compensa. Pero lo que no es tan conocido, y merece serlo, es su azotea, su terraza superior donde tomar algo rápido o directamente comer la comida que también se puede comer en el restaurante. La idea es un espacio donde pasar un rato tranquilo con los amigos o bien donde darnos un homanaje en toda regla. Dependerá del bolsillo y también de las ganas de fiesta que tengamos.


Más que platos como tal, tienen un poco de todo para compartir, pero si queremos salir cenados, lo haremos. Eso sí, yo aconsejo tirarse más a lo cócteles, que es lo verdaderamente original. Comer no se come mejor que en un sitio cercano que pueda ser bastante más barato. Especial atención a su carta de cavas y champagnes, más larga que la cola del paro. Si nos venimos arriba, por unos 150-200 euros podemos pedir una botella con sus correspondientes refrescos, hielera, etc. Saldrá por unos 12-15 euros la copa, así que salvo que tengamos el día grande, quizá también esto se salga un poco del presupuesto.

En definitiva, una de las mejores vistas de Madrid, además muy céntrico para poder ir luego o antes a otros sitios y completar el día, pero igual que el restaurante del mismo edificio, muy caro.

En DolceCity Madrid: Palacio de Correos
siguiente página »




Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >