jueves, 23 octubre 2014

FLAX & KALE: Cocina vegetariana en un ambiente cool e internacional en Barcelona

por Ariadna Alcañiz

De los mismos responsables del exitoso Teresa Carles nace este restaurante flexiteriano de aires europeos (o australianos) en la calle Tallers que ya se ha convertido en el sitio de moda.

No hay duda. La tendencia gastronómica en auge en estos momentos en Barcelona llama a lo sano y lo natural aunque si le añades un toque creativo à la Rasoterra puedes escalar posiciones respecto a la competenencia. Tras la moda de la hamburguesa gurmet y, más recientemente, la cocina peruana, ahora es el turno de cuidar la línea y uno de los mejores exponentes es este novísimo Flax & Kale, un nombre internacional para un negocio ídem que no engaña en su primera visita.


Si no eres vegetariano y lo de “flax” y “kale” te suena a chino comentarte que son dos ingredientes muy utilizados en la cocina sin carne, dos verduras que, en inglés, han servido para bautizar este nuevo proyecto de los mismos responsables del Teresa Carles. El exitoso restaurante vegetariano vecino fue pionero en Barcelona en apostar por esta cocina adaptándola al paladar contemporáneo, con recetas ricas y sabrosas que te hacen olvidar que no llevan proteínas animales.


En Flax & Kale, sin embargo, han hecho un paso más allá apostando no solo por un restaurante sino también por un juice bar, tratando de traer esta moda de los zumos y los jugos a la Ciudad Condal. Su carta de bebidas no tiene desperdicio para el no iniciado pues, entre los términos en inglés y del sector, a veces resulta complicado qué pedir. También por la abundancia de ingredientes de sus zumos, aunque el Caroteno –con zanahoria, boniato y más- que tomé con mi comida reconoco que daba energía.


El Flax & Kale es un restaurante que se define como “flexiteriano”, pues no es tan estricto como su predecesor aunque explican que el 80% de su oferta se basa en vegetales. Y eso no impide lograr recetas realmente sabrosas como la lasaña vegana que me pedí para comer un mediodía de la semana pasada. A un precio de 13 € me sorprendió ver que se trataba de un pequeño bocado que poco tenía de “plato principal”. Eso sí, el sabor era muy bueno con su mezcla de calabacín, salsa de tomate, espinacas baby, queso y pesto de albahaca. Pensé que era una pena que, con estos importes y una carta abiertamente anglosajona, se dirigieran tan directamente al público internacional pero imagino que de alguna manera hay que recuperar la inversión realizada en el espectacular espacio.


Porque el Flax & Kale ocupa ni más ni menos que tres pisos en un edificio de la calle Tallers, muy cerca de Universitat, aunque, de momento, solo vi la planta baja operativa, con la zona del restaurante y el juice bar diferenciadas y la cocina a la vista. El interiorismo es otro punto a su favor, con los techos altos y los grandes ventanales que dejan pasar todo el sol mediterráneo para el suplicio de los comensales -¿quién tuvo la idea de no poner cortinas?-. Una mesa grande a compartir convive con otras de dos, cuatro y otras redondas para acomodar a un público joven y cosmopolita que lo llena a todas horas, entre semana y festivos. Por lo pronto, el éxito les acompaña… ¿se trata de una moda o de una nueva realidad?

En DolceCity Barcelona: Flax & Kale

miércoles, 22 octubre 2014

5 rincones de misterio y leyenda para tu noche de Halloween en Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Si te gustan las historias de terror y misterio, no te pierdas el post de hoy. Recopilamos cinco escenarios de la ciudad llenos de leyenda para la noche más terrorífica del año.

1. Tras los pasos de la vampira
Cuando contamos 10 secretos de Barcelona, hablamos de ella: Enriqueta Martí, conocida como la “Vampira de la calle Ponent” –ahora Joaquín Costa- pues sembró el terror en 1912 al secuestrar y asesinar a decenas de niños que, luego, utilizaba para crear ungüentos y pócimas. La ruta macabra puede empezar en el número 29 de la calle Joaquín Costa, donde la detuvieron y se encontraron restos de los niños muertos. Luego, podéis seguir en la calle Minerva, donde Enriqueta vivió antes y montó un prostíbulo donde también ejercían menores de ambos sexos. Finalmente, podéis terminar en la cercana calle Tallers, donde en el número 72, se descubrieron más restos de pequeños asesinados por este terrorífico personaje de la historia de la ciudad.


2. La casa del Alquimista
Actualmente sede del Centre d’Interpretació del Call, con el que descubrir el legado judío de Barcelona, el número 8 de la calle Arc de Sant Ramón está maldito. Segú cuenta la leyenda, allí vivió en el siglo XIV un alquimista judío famoso por sus hechizos. Tenía una hija muy bella quien empezó a verse con un joven cristiano y, harta de tener que esconder su amor, ella le propuso casarse. Pero el mozo no estaba por la labor y ella decidió dejar la relación. Despechado, el chico acudió al célebre alquimista para una pócima con la que matarla y, sin ser consciente de quién era la destinataria, el mago preparó una fórmula letal que solo se tenia que aspirar como la fragancia de una flor. La joven murió y el alquimista, una vez entendido qué había hecho, abandonó la casa maldiciéndola hasta el fin de los días.


3. El metro de Barcelona - Rocafort
¿Cuántas pelis de miedo tienen escena en los pasillos subterráneos del metro? Sin luz natural, ya es un escenario susceptible a historias de terror pero, si además, le añades una pizca de leyenda urbana seguro que pone el ambiente perfecto para tu noche de Halloween. En concreto, la estación de Rocafort es de las más escolofriantes pues, desgraciadamente, son muchos los que la han elegido para suicidarse. Influenciados por este dato o no, operarios del metro aseguran haber visto a personas deambulando por los andenes pasado el cierre de los accesos. ¿Fantasmas?

4. La Casa Golferichs
Construida como casa particular en 1901, esta bonita residencia modernista de aires góticos ejerce desde finales de los años 80 como centro cívico del barrio. Y es que, según cuenta la leyenda, nadie puede vivir allí pues, al llegar la medianoche, se proyecta en las paredes la muerte de los anteriores inquilinos, con todo lujo de detalles. Una historia de miedo para una casa encantada.


5. Paseando entre almas en Sants
Siglos atrás, cuando Sants todavía era un pueblo, se decía que, de noche, los viajeros que llegaban a él, veían, desde lejos, no solo las luces de las casas sino otras, menos brillantes, que se desplazaban hasta los campos vecinos. La leyenda quiso que fueran almas en pena y así fue la creencia popular. Actualmente encontramos allí el callejón de las Almas, otra señal más de la leyenda que rodea la zona. De hecho, en la confluencia de Badal con la calle de Sants, tiempo atrás se alzaba la plaza Victor Balaguer, donde el párroco del pueblo se despedía de los difuntos, quienes viajaban desde allí con sus familias hasta el cementerio de Sants. De ahí, el origen de un misterio que sigue sobrevolando el barrio.

martes, 21 octubre 2014

DARNA: Artículos de menaje, talleres de cocina y más en Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Cerca del mercado de Sant Antoni se alza este nuevo templo para cocinitas que presenta una gran gama de artículos de menaje así como una cocina a la vista, con talleres y demostraciones.

La semana pasada se inauguró oficialmente la primera tienda propia Darna, una firma de artículos de menaje para el hogar que, tal como explicó Dror Cohen, su presidente, en la presentación, se distingue por ofrecer una visión de “360 grados” respecto al universo gastronómico; es decir, ofrecen productos para las distintas necesidades dentro de la cocina: desde utensilios para cocinar hasta envases y cubertería, vajillas y cristalería.


El espacio se ubica muy cerca del mercado de Sant Antoni –cuya apertura definitiva se espera para 2016-, una apuesta clara por llegar a un público gurmet que compra producto fresco de temporada. De hecho, tal como explicaron, las siguientes aperturas de la firma también están previstas para situarse cerca de mercados emblemáticos de la ciudad, fomentando esta cultura gastronómica tan arraigada en nuestra ciudad. Porque en Darna no solo se trata de comprar productos de menaje sino también de practicar y descubrir nuevas técnicas en su cocina abierta, donde se impartirán talleres temáticos así como presentaciones gurmet en colaboración con otras empresas. Merece la pena seguirles por redes sociales para estar al día de todo!


Por lo pronto, ahora dispones de un espacio de 250 m2 donde encontrar buena parte de la gama de Darna, una empresa líder en el sector que empezó en 2008 y actualmente distribuye sus artículos a nivel internacional. Este 2014 arranca una nueva fase con sus primeras tiendas propias que, según relató Cohen, cada una mantendrá su propia personalidad y especialización para poder reflejar la amplia gama de producto de la firma. Y es que tal como nos contó Cohen, en este espacio solo se expone un 30% del total de su oferta, por lo que tienen mucho con lo que jugar! Buen diseño, funcionalidad y precios ajustados son los principales reclamos de esta firma que con esta tienda, y sus actividades, llegará de forma directa al cliente final en esta nueva etapa. ¡Mucha suerte!

En DolceCity Barcelona: Darna

viernes, 17 octubre 2014

Top 5 con los mejores locales para ligar en Barcelona

por Ariadna Alcañiz

¡Viernes! El fin de semana empieza y, si estás solter@ con ganas de conocer gente, hoy te proponemos cinco locales y fiestas en la ciudad donde el ligoteo es el protagonista. ¡Buena suerte!

Animada por el post de nuestro amigo Juan -ya en Dublín- en DolceCity Madrid, este verano con mis amigas intentamos descubrir los sitios de moda de ligoteo de Barcelona. La investigación se quedó a medias por cuestiones que no vienen al caso pero he seguido observando para traeros cinco opciones para ligar en Barcelona. Eso sí, milagros no existen y lamentablemente Barcelona no es ni Madrid ni Cádiz: Aquí los chicos no se lanzan ni a la de tres y cuesta un poco entablar conversación. Con esto en mente, ahí van mis recomendaciones:

1. Ocaña
Es cierto que no he vuelto desde el verano pero no hay duda de que se trata de un local para ver y ser visto donde autóctonos y turistas se entregan por igual al ritual de la seducción. Es gracioso comprobar cómo los guiris buscan a chicas de aquí mientras que los chicos de aquí parece que solo se fijan en las guiris, un intercambio muy interesante que puede resultar en mezclas de lo más curiosas. ¡Para probar!



2. Bling Bling

Cambiamos el centro por la zona alta y en lugar del clásico Sutton elegimos este local de más moderna factura donde uno liga sin demasiado esfuerzo pues el público viene aquí con ganas de pasarlo bien. Es cierto que te encontrarás con abundancia del prototipo pijo –tanto en su versión masculina como femenina- pero menos estricto que el citado Sutton por lo que los peces presentan algo más de variedad.



3. Churros con Chocolate

LA fiesta gay por excelencia. Por lo menos, en cuanto a buen rollo y petardeo. Llevan algo más de un año de andadura y de locales pequeños ahora han pasado al Apolo con una fiesta mensual que es todo un acontecimiento en la escena homosexual. Fui a la inauguración de esta temporada y no hay duda de que aquí se trata de ligar sin contemplaciones. La próxima cita será ya en noviembre, síguelos por redes sociales para saber cuándo y cómo. ¡A lo mejor te toca vestir de cowboy!

Una servidora muy bien acompañada en la 1ª fiesta de la temporada.

4. Cassete

El Raval no acostumbra a ser pasto de buenos ligues pero el Cassette, con sus excelente gin&tonics y selección musical, puede parecer una isla en medio del océano. No es que siempre que vaya ligue, pero sí noto que la juventud que allí se reúne tiene ganas de pasar un buen rato. El inconveniente, a veces, son los grupos que no miran más allá pero merece la pena acercarse, pues el ambiente propicia buenos encuentros.


5. Heliogàbal

Un poco en la línea del anterior pero menos efectivo. Este bar de Gracia consagrado a la música independiente aglutina a buena parte de la escena alternativa de la ciudad lo que provoca que se reúna gente interesante. Lo que se dice ligar no sería un Luz de Gas pero puedes conocer a gente de tus mismos gustos y quién sabe si a tu media naranja. ¡Que no decaiga!

En DolceCity Barcelona: Ocaña, Bling Bling, Apolo, Cassette, Heliogàbal

jueves, 16 octubre 2014

Restaurante RASOTERRA: El vegetariano rey del slow food en Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Gnocchi de patata violeta con pesto de ortigas y almendras. Mmmmm, a que suena bien? Es solo un ejemplo de la creatividad de este restaurante vegetariano que sorprende (y seduce) al más carnívoro.

No hay duda de que los restaurantes vegetarianos han cambiado mucho en los últimos años. Aunque permanecen algunos clásicos como el Juicy Jones de la calle Hospital, con su decoración ácida y precios populares, o el más longevo Biocenter, las novedades gastronómicas más sanas suelen ir acompañadas de un extra de creatividad en la cocina o de diseño, para ofrecer un plus a los clientes no vegetarianos. Así se entiende el éxito del Teresa Carles, que acaba de abrir una sucursal llamada Klax & Kale, o de otros que todavía no hemos visitado como este Rasoterra, un vegetariano escondido en el Gótico que destaca, no solo por sus deliciosas recetas, sino por su apuesta por productos de proximidad, pues sus fundadores son los promotores del movimiento slow food en Barcelona.


Eso ya da ciertas garantías. Y es que en Rasoterra manda el producto, de km. 0 siempre que sea posible como se detalla en la carta y en el menú del mediodía, una estupenda opción si uno se encuentra por la zona. De esta manera, se preparan platos de temporada que van variando según los ingredientes disponibles y la creatividad de la cocina, una buena forma de tener al cliente asiduo siempre interesado. Y al no habitual, también, pues con platos tan sugerentes como el descrito en la introducción, ¿quién puede pensar que ser vegetariano es aburrido?


Desmontando tópicos y contribuyendo a la salud de los barceloneses, Rasoterra es una estupenda opción para cualquier situación
, ya sea una cena en grupo como una comida al mediodía o un brunch de domingo, pues también se han apuntado a la moda. ¿Cómo? Pues sí, aquí también se puede disfrutar de un estupendo manjar que te reanime tras una noche de fiesta. Su ambiente acogedor tipo bistrot es un punto más que añadir a un restaurante que, cumplido su primer año de vida, demuestra que se puede comer bien y sano, trabajando con productores locales, en pleno centro de Barcelona y a buen precio. ¡Enhorabuena!

En DolceCity Barcelona: Rasoterra
siguiente página »




Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >