lunes, 8 febrero 2016

NINO ÁLVAREZ lleva su moda masculina de lujo al centro de Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Relevando a un icono de la Barcelona comercial como era el Colmado Quílez de Rambla Catalunya, Nino Álvarez gana visibilidad en Barcelona con su nueva flagship store en pleno centro.

Más de diez años escribiendo sobre Barcelona, y sus tiendas, dan para haber visto muchos cambios. El panorama comercial de la Barcelona actual dista bastante de la de hace una década y una buena muestra de ello es el Eixample más céntrico, dominado o por las casas de lujo o por los gigantes low-cost, sin espacio apenas para propuestas independientes que son las que, en el fondo, dan carácter a una ciudad. Por suerte, existen excepciones como esta nueva tienda que Nino Álvarez abrió en el local del mítico Colmado Quílez de Rambla de Catalunya, que sigue teniendo un mínimo espacio de venta, mientras que Nino Álvarez ocupa casi la totalidad del local.


Abrió puertas justo para la pasada campaña navideña y hasta allí me acerqué a descubrir sus propuestas en moda para el hombre. Me sorprendió encontrarme una buena muestra de su línea más sport e informal y menos de la de vestir, de la cual en su tienda de Muntaner ofrecen una mayor representación. Moncler, Boglioli, Salvatore Piccolo, Incotex, Finamore, Eleventy, PT, Alden, Lardini, Altea, K Kiton y Msgm son algunas de las firmas exclusivas que encontraréis en Nino Álvarez con diseños que van desde el estilo más tradicional hasta otras propuestas más arriesgadas y de tendencia, siempre de alta gama.


La nueva tienda presenta un diseño algo laberíntico por los distintos recovecos del local pero el interiorismo es elegante y cálido, que invita a pasar un buen rato probado modelos hasta encontrar el que mejor te va. Su equipo también se presta a ello, pues la amabilidad y el buen servicio forman parte del ADN de Nino Álvarez desde los inicios de la compañía en Sant Cugat. En definitiva, la puesta de largo de Nino Álvarez en Barcelona para llegar no solo a su fiel clientela local sino también al público extranjero, el primer paso para alcanzar fama internacional.

En DolceCity Barcelona: Nino Álvarez Rambla Catalunya

jueves, 4 febrero 2016

Restaurante BACARO: ¿El mejor italiano de Barcelona?

por Ariadna Alcañiz

Escondido en el Raval, encontramos este refugio obligado para gourmands de toda clase. Comandado por un equipo italiano que te hace sentir como en casa, la cocina destaca por su sabor y ejecución.

¡Cuánto tiempo hacía que un restaurante colmaba mis expectativas! Y, por fin, el sábado pasado disfruté de esa sensación gracias a Bacaro, un restaurante italiano que pone la mirada en la región de Venecia y que se ha ganado su fama a pulso, según pude comprobar. Me habían hablado mucho, y bien, pero, siendo un restaurante que sube un pelín de precio –justificado pues la calidad es sobresaliente-, no había tenido ocasión de catar sus virtudes. Ahora sí, y puedo decir sin atisbo de dudas que es uno de los mejores restaurantes italianos de Barcelona, por la comida, principalmente, pero también por su atmósfera auténtica y agradable, acorde a su nombre, pues bacaro es el término que utilizan en Venecia para taberna.


Sin embargo, aquí la comida es mejor que la de una humilde taberna. Con una carta escrita a mano, donde debes de preguntar pues abunda el producto original del país transalpino y la pasta elaborada artesanalmente por ellos, uno puede elegir entre entrantes, platos de pasta, de carne y de pescado. Como la pasta, el pescado es otra de su especialidad, como ocurre también en Venecia, y aquí trabajan con producto fresco, ¡fresquísimo! como nos explicó Mauri, el alma mater del proyecto –se ubican al lado de La Boqueria-.


Yo, no obstante, en mi primera visita, quise probar su pasta y me arriesgué con un tipo diferente que casi no llevaba harina con una salsa de setas y un poco de trufa de buen sabor mientras que mi acompañante fue más clásico con una pasta tipo tagliatelle aunque más ancho acompañado de una carne tiernísima y sabrosa que nos recordó al guiso tradicional catalán y que se deshacía en la boca. ¡Un acierto! Antes, compartimos uno de sus entrantes más ligeros que nos cautivó por la acertada combinación de sabores y por la frescura de los ingredientes: una ensalada con mucho sabor.


Acabamos el ágape con su tiramisú, también excelente, y todo lo regamos con un vino que nos aconsejaron –todos son italianos- que fue otro acierto más. ¿Qué más se puede pedir? Pues un servicio tan amable y divertido como el de Bacaro, al estilo italiano auténtico, cercano y servicial, pues el ritmo de la cena fue milimetrado, casi casi como si estuviésemos en el Koy Shunka. En definitiva, un gran descubrimiento al que estoy segura que volveré pronto. Mamma mia!

En DolceCity Barcelona: Bacaro

martes, 2 febrero 2016

Hotel Alma: Un hotel –boutique con encanto en Barcelona

por Ariadna Alcañiz

En el corazón del Eixample encontramos este hotel con encanto que cuenta con 72 habitaciones de decoración elegante y una gama de servicios que incluye desde spa y piscina hasta un buen restaurante.

Lejos quedan aquellos años en los que las grandes cadenas hoteleras dominaban el mundo. Me acuerdo cuando viajaba de pequeña que los Hilton y los Radisson eran las opciones más evidentes, en una época en la que no había sitio para hoteles independientes, de menos habitaciones, pero con los mismos lujos que los nombres más conocidos. Pero con la llegada de nuevo milenio, y de la búsqueda de individualización, ha llegado el momento de otras propuestas menos genéricas de las que en Barcelona tenemos una buena representación. Pienso en alojamientos como el Grand Hotel Central, o en el The Serras para acabar en este Alma Hotel que nos ocupa hoy.

Con una ubicación privilegiada en el Eixample, a dos pasos de La Pedrera y el Paseo de Gracia, el Alma Hotel se presenta como una estupenda opción para el viajero exigente. Cuenta con unas 70 habitaciones de decoración elegante y contemporánea, amplias y con todas las comodidades para que la estancia resulte de lo más agradable. Con distintas categorías, que van desde la Deluxe hasta la Suite Alma, en todas uno encontrará descanso y buen estilo para un viaje de lujo en la Ciudad Condal.


Pero, además, el Alma Hotel, como otros hoteles con encanto de Barcelona, también ofrece servicios abiertos a los que nos son huéspedes, como su coqueta terraza que, poco a poco, se está consolidando como un nuevo meeting point de la ciudad. Así lo ha demostrado en la The Shopping Night de 2014, cuando se convirtió en uno de los sitios predilectos de los asistentes. Y no es de extrañar pues se trata de un oasis urbano ambientado con mucho gusto que bien merece una visita.


Por otro lado, también destaca su restaurante que, desde los inicios del establecimiento en 2012, ha sido uno de los atractivos del hotel gracias al savoir-faire del chef vasco Sergi Humada, responsable de la gastronomía de otros establecimientos de este grupo hotelero. Con una carta de cocina de fusión donde manda el buen producto y sorprenden las combinaciones de sabores, es una dirección que añadir para sibaritas en la que tanto el continente como el contenido son de cinco estrellas.

En DolceCity Barcelona: Alma

lunes, 1 febrero 2016

ANTIC TEATRE: Centro cultural independiente con un fantástico bar en Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Se trata de un referente ineludible de la vida cultural barcelonesa por su apuesta por la creación y experimentación en la búsqueda de nuevos lenguajes escénicos. Su bar exterior es un oasis lowcost.

A menudo, el bar de un teatro suele ser un pequeño espacio con unas pocas mesas donde tomar algo previo a la función. No acostumbran a reunir atractivos suficientes por sí solos sino que se trata de zonas complementarias sin más. No es el caso del bar del Antic Teatre, tanto o más famoso que el propio espacio cultural gracias a su singularidad. Y es que, ubicado en un patio interior del Born de Barcelona, es un oasis urbano semiescondido que invita a la calma y a disfrutar del tiempo suave de Barcelona en un ambiente joven y desenfadado, al que contribuyen los ajustados precios –no hay servicio de mesa, uno debe pedir dentro y luego sentarse donde quiera-.


Un negocio, sin duda, diferente y auténtico en una zona tan turística como es el Born que es el complemento perfecto al Antic Teatre, un centro cultural y social ubicado en un edificio histórico del siglo XVII. Se presenta como un punto de encuentro para creadores, tanto emergentes como consolidados, pues su misión es la promoción de nuevos lenguajes escénicos dando cabida a géneros tan dispares como circo y teatro de objetos.

Otro de sus objetivos es dinamizar la vida cultural de Ciutat Vella y, de ahí, que abra cada día, como punto de intercambio para los vecinos y socios fiel al espíritu fundacional del proyecto en 1879, cuando empezó su andadura como Cercle Barcelonès San José gracias a la iniciativa del arquitecto Joan Martorell. Tras una larga historia reabrió en 2003 y, finalmente, ya en 2010 volvió a estar operativo tras una profunda rehabilitación del edificio que lo alberga. Un pedacito de historia de la ciudad incombustible.

En DolceCity Barcelona: Antic Teatre

viernes, 29 enero 2016

LA VERMU: Aperitivos, vinos y picoteo en Gracia, Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Una puerta roja de madera da la bienvenida a este local de reciente factura que apuesta por una fórmula tan sencilla como imbatible: buenos tragos y picoteo sin efectismos para un buen aperitivo.

Con este invierno suave que estamos teniendo, no hay duda de que el plan de vermut y/o caña con los amigos antes de comer sigue apeteciendo. Si, como a mí, os gusta hoy os presento La Vermu que ha abierto hace unos meses en una calle colindante a la Plaça de la Vila de Gràcia como un local sin pretensiones donde consagrarse a esta noble tradición que esta viviendo una segunda juventud en Barcelona. Sant Antoni o la misma Gracia concentran el mayor número de bodegas y bares para el aperitivo y si vais por este último barrio os propongo empezar en La Vermu y seguir en otros referentes ineludibles como Lo Pinyol y su vecino Can Codina para una sesión vermutera de categoría.

Créditos: Pateando Barcelona.

Con una larga barra y algunas mesas -la mayoría altas con taburetes-, en La Vermu huyen de sofisticaciones para presentar tapas de picoteo clásicas como la ensaladilla rusa, boquerones, conservas, salmón ahumado -muy bueno-... aunque, si te vas animando, también ofrecen platos más contundentes como los huevos rotos, la botifarra esparracada o la recurrente tortilla de patatas.Platos de toda la vida, sencillos, que casan bien en este bar sencillo, abierto a todos pues tanto te encuentras con familias con niños como con turistas, parejas o grupos de amigos.

Para beber, además de vermut -del que ofrecen 3 variaciones-, presentan una interesante selección de vinos por copas, de referencias catalanas y españolas, entre los que es fácil acertar. Aunque hay que destacar su caña, muy bien tirada, algo que parece que está mejorando últimamente en Barcelona, pues, ya sabemos, que la caña sin espuma es uno de los problemas de los barceloneses. En La Vermu saben tirarla y es otro punto más que añadir a un local que llama al fin de semana por su buen rollo y apuesta por el aperitivo. ¿Nos vemos allí?

En DolceCity Barcelona: La Vermu
siguiente página »